11/02/2016
0

El valle de Bada está situado en el distrito de Poso en la isla de Sulawesi, Indonesia, dentro del Parque Nacional Lore Lindu. Su principal atractivo son las más de 400 esculturas megalíticas diseminadas por todo el lugar, 30 de las cuales tienen representaciones antropomorfas, que algunos comparan con los moai de la Isla de Pacua.

La mayoría de ellas están solas, con un pequeño número que se distribuye formando grupos, y algunas alcanzan hasta 4 metros y medio de altura.

Son decenas de esculturas cuya utilidad o uso se desconoce, y cuya datación abarca un arco temporal que va desde 1.000 hasta 5.000 años de antigüedad. Serían por tanto al menos 500 años más antiguas que los primeros moai de la Isla de Pascua.


Fueron descubiertas para la arqueología occidental en 1908, aunque localmente están documentadas por lo menos desde el siglo XIV.

Las leyendas locales los asocian al culto a los antepasados, pero también a ritos sacrificiales e incluso a mitos de petrificaciones de delincuentes y saqueadores en tiempos muy antiguos. Todavía hoy algunos lugareños creen que las piedras tienen poderes sobrenaturales y son capaces de moverse por si solas.


Lo que más intriga a los arqueólogos es que en el valle no han aparecido hasta ahora restos de asentamientos, artefactos, enterramientos o herramientas, ni ninguna otra evidencia de la cultura que produjo los megalitos.
Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO