10/18/2015
0

¿Por qué trabajas de manera gratuita? Sólo se me ocurre una respuesta posible: SI TRABAJAS GRATIS ES PORQUE ERES GILIPOLLAS.

Gilipollas: adjetivo/nombre común. Palabra malsonante. Que es excesivamente tonto, estúpido o lelo.

Sólo se me ocurren cuatro tipos de personas que trabajan gratis: Los superhéroes, los esclavos, los voluntarios y los gilipollas. Y no creo que pertenezcas a ninguno de los dos primeros grupos… ¿O si…? Si eres voluntario, me quito el sombrero. Siempre que se pueda, hay que ayudar a los demás. Pero si perteneces al segundo o al cuarto grupo, ¡es hora de que espabiles! Y no pasa nada por reconocerlo. Yo mismo he sido un gilipollas en varias ocasiones y aunque ahora me arrepiento de ciertas cosas y posiblemente ahora actuaría de manera diferente, de todo se aprende.
“¡Que cuadro más chulo! A ver cuando me regalas uno”
“¿Te importa hacerme un planito rápido? Si con el ordenador lo haces en un momento. Es que tengo que hacer una reforma y…“
“Oye, me puedes conseguir éste programa? Es que no lo encuentro”
“¿Me haces un favor? A ver si me puedes hacer un logo así rápido, que no tardas nada…”
“¿Me puedes hacer unas fotos chulas porfi…?”
“Antes de contratarte me gustaría que me hicieras una prueba, para ver como trabajas. Mándame antes del viernes…”
¿Cuántas veces has tenido que escuchar a un amigo, familiar o posible cliente decirte “hazme el favor de…” cuando se trata de un servicio profesional que en cualquier otro lado les cobrarían? Artistas, arquitectos, informáticos, ilustradores, fotógrafos, escritores… Todos, absolutamente todos han pasado por eso en algún momento. Si te sientes identificado, tranquilo no estás solo. Tristemente es más común de lo que debería. Pero te voy a dar una buena noticia: De ti depende que te tomen el pelo o no. Tú tienes el poder. Tú y sólo tú tienes la capacidad de valorar tu trabajo y únicamente de ti depende bajarte los pantalones o no. Ponte frente a un espejo, mírate a los ojos y repite una y otra vez:
594b90d08886a59aa6dd9de5d861bff3
La gente gestiona el tiempo y el dinero de los demás mejor que el suyo propio. No te dejes pisar. Sobre todo si eres novato. Cuando te introduces en el mundo laboral por primera vez, tendrás muchas dudas y miedos. Incluso desconfiarás de ti mismo, de tus conocimientos y muchos caraduras se intentarán aprovechar de ello, se escudarán en que no tienes experiencia suficiente o te dirán que te va a venir bien para tu currículum, como si te estuvieran haciendo el favor de tu vida. Tú no eres tu currículum, eres tu trabajo. Y tu trabajo y profesionalidad tienen que ser valorados y recompensados. Hazte valer. Cree en ti. No te etiquetes de antemano. No cobras por lo que haces, cobras por lo que sabes, por tu creatividad, por tu visión diferente, por tu eficacia, tu rapidez o por tu forma de trabajar. ¿Cuántos años llevas formándote, estudiando y haciendo prácticas y ejercicios? ¿Cuánto dinero has invertido en tu formación? ¿Acaso eso no es experiencia ya? Sabes más de lo que crees. Échale huevos y te irá bien.Que no se rían de ti.
hero_EB20110706REVIEWS110709993AR
Una cosa es  hacer un favor a un familiar o a un amigo en un momento puntual y otra muy distinta es hacer tu trabajo sin percibir ningún tipo de remuneración a cambio por sistema. Un autónomo o FreeLancer también tiene que pagar sus facturas. (Eso no significa que siempre cobres dinero, también puedes hacer trueques, aunque sean simbólicos. El caso es que percibas algo por lo que haces. Que tu esfuerzo merezca la pena y puedas sacar algo de provecho. Que no pierdas el tiempo).
Al no cobrar por tus servicios, estás atrayendo de forma involuntaria una serie de reacciones negativas que difícilmente podrás revertir a posteriori:
Si trabajas gratis, le estás enviando un mensaje claro a tu cliente: “Mi trabajo no tiene valor” por lo tanto no sólo no te pagarán, si no que además se acostumbrarán a pedirte cosas sin pagarte nada a cambio. Y no sólo eso, también estás devaluando a todo el sector. El hecho de que tú no cobres o que cobres demasiado poco, afecta negativamente a todos tus colegas que trabajan en lo mismo que tú. Defendeos mutuamente. No os piséis. Defended vuestros derechos. Tus derechos al fin y al cabo. No es cierto eso de “Mejor cobrar algo que no cobrar nada“. Esa frase, que puede tener algo de verdad en ella, está siendo la excusa perfecta para que los cuatro de siempre se beneficien. Acabemos con ésta situación entre todos.
Tenlo claro, si no cobras, tú pierdes. Perderás energías y tiempo que podrías estar invirtiendo en otros proyectos remunerados, en hacer planes con tu pareja, en irte de copas con tus amigos o en pasar un buen rato con tu familia. Tu tiempo es lo más valioso que tienes y es lo único que jamás podrás recuperar. No lo tires, cámbialo siempre por algo de valor. Aprovéchalo y valóralo. ¡PORQUE TÚ NO ERES UN GILIPOLLAS!
PD: Si eres una de esas personas que contratan los servicios de los demás con la intención de no pagar, de aprovecharse de los demás y de la situación personal de los otros, tú sí que eres un auténtico gilipollas.
corte+de+manga
¿Y tú? ¿Estás de acuerdo con éste artículo o no? ¿Por qué? ¿Alguna vez has trabajado gratis? ¿Que te ha llevado a hacerlo? ¿Se han intentado aprovechar de ti en algún momento? Nos encantaría conocer tu experiencia! Anímate a compartirla ¡Deja un comentario y comparte éste artículo en tus redes! Ayúdanos a difundirlo. ¡Que todo el mundo lo lea!

Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO