10/24/2015
0

Pese a su mala fama el aguacate es un fruto muy beneficioso para nuestro organismo y nos ayuda a mantenernos saciados, a la vez que favorece la digestión.

El aguacate suele evitarse muchas veces durante las dietas de adelgazamiento por su alto valor calórico. Y así es, este fruto tiene muchas calorías, pero sus grasas son saludables: no engorda.
Es un alimento saciante con muchas proteínas, que puede muy bien sustituir a las proteínas animales. Es pues una opción más que recomendable no solo a la hora de perder peso, sino también para cuidar de nuestra salud.

Si mantenemos una vida saludable y restringimos el consumo de grasas saturadas, podemos incluir con tranquilidad un aguacate al día.

Te explicamos por qué.

El aguacate acelera el metabolismo
Este fruto verde de sabor aterciopelado y delicioso tiene como virtud acelerar nuestro metabolismo. Esto va a hacer que el organismo se ponga en funcionamiento y queme energía.
Si bien es cierto que comer un aguacate al día te aportará como media entre 15 y 20 gramos de grasa, este tipo de grasa te va a ayudar en todos esos procesos internos que cuidan de tu salud mientras pierdes peso.
Un aguacate al día te mantiene saciada.
Te aporta grasa monoinsaturada o ácido oleico omega 3, imprescindible para tu corazón.
Es un buen antiinflamatorio.
Equilibra tu colesterol reduciendo el colesterol malo o LDL.
El aguacate puede sustituir a las proteínas animales, con lo cual, evitarás esa grasa peligrosa que a largo plazo afecta a tu corazón.

Cuida de tu digestión y favorece la absorción de nutrientes
No dudes en incluir una porción de aguacate en tus ensaladas, junto con los tomates y las espinacas. Gracias a él gozaremos de una correcta digestión y a su vez, su aporte en fibra cuidará de nuestra salud intestinal.
Evitamos el estreñimiento y la retención de líquidos.
Unos intestinos más limpios nos ayudan a que los nutrientes lleguen mejor al torrente sanguíneo.
Un aguacate diario te aporta hasta 18 aminoácidos que van a cuidar de tu salud hepática

El aguacate refuerza tu sistema inmunológico
No deberíamos olvidar nunca la importancia de incluir en nuestra dieta alimentos vitamínicos que cuiden de nuestras defensas y que nos ofrezcan energía.
Los aguacates son muestra de ello dada su riqueza nutricional: Vitamina A, C, D, E, B-6, B12 y K , ácido fólico, retinol, beta-carotenos…
El aguacate actúa además como acelerador nutritivo, es decir, gracias a él facilitamos una óptima absorción de los otros nutrientes con los que acompañemos nuestras comidas.

El aguacate actúa como un gran antiinflamatorio
El aguacate tiene propiedades antiinflamatorias gracias a su ácido oleico omega 3. Además, sus nutrientes y enzimas metabólicas nos ayudan no solo a combatir la retención de líquidos, sino también en todos estos procesos:
Dolores articulares
Enfermedades reumáticas
Inflamación del hígado

El aguacate es bueno para los diabéticos
Si padeces diabetes puedes consumir aguacates con tranquilidad gracias a su acción para controlar los niveles de azúcar en la sangre.
Lo más importante, sin duda, será evitar combinar los aguacates con alimentos que contengan carbohidratos (como algunas frutas), ya que de este modo durante la digestión el azúcar presente en ellos va a pasar a la sangre.
Así pues, en caso de diabetes u obesidad el aguacate puede ser un buen aliado para cuidar de nuestra salud, siempre y cuando acompañemos su consumo de hábitos saludables.


Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO