9/29/2015
0

Van juntas en muchas preparaciones de repostería. Miel y canela se ven suaves, dulces y sabrosas, pero además sanadoras.

Lo común que tienen estos dos productos es el efecto calorífico que producen en el cuerpo, según cuenta el doctor Andrés Ogino.

El especialista en medicina antroposófica y fitoterapia dice que estos productos naturales han sido estudiados por la medicina china, ayurveda y antroposófica e indica que juntos, aportan y estimulan la producción de calor, para tratar en forma complementaria, patologías generadas por frío y algunas enfermedades crónicas por desgaste.

“La miel posee fuerzas solares de luz y calor, y la canela es una corteza que tiene un potente efecto calorífico, antioxidante y diurético”, señala. De esta forma, detalla que al tomar miel y canela juntos, lo que hacen es expulsar el frío del cuerpo, que sería un estado muy frecuente en resfríos y cuando los órganos se desvitalizan. Como ejemplo, cuenta que en la diabetes es el páncreas el que se debilita y con esta mezcla se revitalizaría.

El doctor Ogino, también menciona la artrosis y osteoartritis que va envejeciendo los cartílagos por desgaste y enfriando las articulaciones. Sobre la canela, especifica que su potencia estaría dada porque estimula la producción de insulina y actúa para mejorar la resistencia a ella, siendo eficaz para trabajar el sobrepeso, diabetes y la resistencia a la insulina. Aunque habrá que tener precaución porque al potenciar la circulación sanguínea está contraindicada para personas con tendencia al sangrado o anti coaguladas y embarazadas.

“Cuando consumes canela se produce un uso más eficaz de la insulina natural del cuerpo. Por tanto, necesitas producir menos y tendrás menos depósitos de grasas”, comenta Andrés Ogino.


No hace milagros


A pesar de los beneficios que conlleva el tomar miel con canela en ramas o en polvo, específicamente Canela de Ceilán (Cinnamomum zeylanicum o Cinnamomum rerum), el doctor Ogino afirma que no es milagrosa y que se debe acompañar con un estilo de vida saludable, “no por solo tomar esta combinación tus problemas van a desaparecer”, subraya.

Pero, concuerda, que como tratamiento coadyudante es perfecto para tratar problemas de colesterol, vejiga, riñones, ya que estos últimos son sensibles al frío y en ese caso, también serviría para patologías en el oído por la relación directa que tienen.

E incluye en la lista la musculatura voluntaria e involuntaria, donde están los espasmos abdominales, cólicos renales, espasmos bronqueales y contracturas musculares. Además, de los gases en el sistema digestivo. “Es que el calor es una fuerza ordenadora y si usas hierbas o esta mezcla de canela y miel estás llamando a esas fuerzas”, detalla.


Las pócimas


1. Audición: Solo comer miel con canela en partes igual en forma diaria.

2. Artritis: Tomar diariamente por las mañanas y noche, una taza de agua caliente con 2 cucharadas de miel y una pequeña de canela en polvo.

3. Bajar de peso: La canela es diurética, antioxidante y evita que la grasa se acumule en el cuerpo. En ayuno, media hora antes del desayuno y antes de dormir, tomar 1 taza de agua con miel y canela en polvo.

4. Colesterol: 2 cucharadas de miel y 3 cucharaditas de canela en polvo mezcladas con medio litro de té lo reduce. Tomar al menos 3 veces al día.

5. Corazón: Hacer una pasta de miel y canela para comer con pan en el desayuno, ayudaría a prevenir las enfermedades de este órgano, ya que fortalece el músculo y el movimiento rítmico del corazón.

6. Digestión: Antes de comer, mezcla dos cucharadas de miel con canela en polvo. Ayudaría a reducir la acidez del sistema digestivo.

7. Halitosis: Crear un enjuague bucal que se hace con agua caliente más 1 cucharada de miel y otra de canela.

8. Imperfecciones en tu piel: 3 cucharadas de miel y una de canela en polvo. Crear una mascarilla que servirá para aplicar sobre espinillas antes de dormir. Si necesitas mayor tratamiento hazlo por dos semanas seguidas.

9. Rejuvenecimiento: Para disminuir daños en los tejidos y mejorar el funcionamiento de los órganos. Mezcla 4 cucharadas de miel, una de canela en polvo y tres tazas de agua recién hervida, agregar té opcional. Tomar un cuarto de taza, 3 a 4 veces al día.

10. Sistema inmunológico: Tomar a diario esta mezcla en agua tibia fortifica este sistema y protege al cuerpo de bacterias y virus.

Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO