9/24/2015
0

La muerte del elefante Yongki, un símbolo para la población indonesia, ha desatato la indignación en el país.

Perteneciente a una especie en peligro de extinción, ha sido asesinado por cazadores furtivos para arrebatarle los colmillos, de un metro de largo.

Yongki, de 35 años, vivía en el Parque Nacional Timbul Batubara, en la isla de Sumatra, y su cuerpo ha sido encontrado cerca de su campamento.

Según sus cuidadores ha sido enveneado para después mutilarlo, ya que no exisite ninguna herida de bala. Además apuntan que, de esta manera, los furtivos ganaban tiempo ya que los buitres no acuden al cuerpo y no llaman la atención de los guardas.

Este nuevo caso de delito ambiental recuerda a la reciente caza de Cecil el simbólico león de Zimbabue.



Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO