4/28/2014
0
Aquellos que vivimos la década de los ochenta, recordamos la noticia del accidente de Chernóbil. De la Central Electro Nuclear de la antigua Unión Soviética, hoy territorio de Ucrania, escapó radiación, convirtiéndose en uno de los desastres ambientales más grandes de la historia.

Las Sociedad Ecológica Británica muestra en estos días los resultados de una investigación sumamente interesante. El estudio, publicado en la revista Functional Ecology, es la primera evidencia de que los animales salvajes se adaptan a la radiación ionizante, y el primero en demostrar que las aves que producen más feomelanina, un pigmento en las plumas, tienen mayores problemas para hacer frente a la exposición de radiación.

Los investigadores utilizaron redes de niebla para capturar 152 aves de 16 especies diferentes, en ocho sitios dentro y cerca de la zona de exclusión de Chernóbil.  Midieron los niveles de radiación de fondo en cada sitio, y tomaron la pluma y las muestras de sangre antes de la liberación de las aves.

Los experimentos de laboratorio ya habían demostrado que los humanos y otros animales pueden adaptarse a la radiación, y que la exposición prolongada a dosis bajas de radiación aumenta la resistencia a los organismos. Esta adaptación, sin embargo, nunca se había visto fuera del laboratorio en las poblaciones silvestres.

La razón es ética, no se pueden exponer deliberadamente a estos seres, a condiciones que pongan en riesgo la salud. Más allá de la evidencia encontrada, creo que es de destacar, además, la proactividad de los científicos para estudiar un fenómeno que debimos evitar, y del que solo podemos sacar conocimientos.

Carlos M. Rodriguez
Fuente: http://cmrodriguezf.wordpress.com/2014/04/27/las-aves-que-superaron-la-radiacion-de-chernobil/
Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO