4/01/2014
0
Una estudiante de secundaria canadiense llamada Bronwyn Delacruz nunca imaginó que su proyecto de ciencias de la escuela sería noticia en todo el mundo.


Usando un contador Geiger de 600 dólares comprado por su padre, Delacruz ha medido el nivel de radiación de mariscos comprados en tiendas de comestibles locales y lo que descubrió fue absolutamente impresionante.

Gran parte de los productos marinos, especialmente los productos procedentes de China, indicaron un muy alto nivel de radiación.

Lo más grave es que los gobiernos de Estados Unidos y Canadá ni siquiera evalúan la radiación de los mariscos importados por la radiación.

De hecho, lo que impulsó a Bronwyn Delacruz a llevar a cabo su proyecto de ciencias fue el hecho de que el gobierno canadiense detuvo el análisis de radiación en marisco importado durante el año 2012…

Y lo que debería ser una alerta roja para las autoridades es el hecho de que los productos marinos con mayor nivel de radiación provienen de China…

“Algunas de las algas dieron registros superiores a los que la Agencia Internacional de Energía Atómica establece como contaminación radiactiva, que es 1.450 recuentos en un período de 10 minutos ” dijo la estudiante.

“Algunos de mis muestras dieron niveles de 1700 y 1800″.

Mientras tanto , el reportero de PBS Miles O’Brien ha señalado la extrema negligencia del gobierno de EE.UU. cuando se trata de medir el nivel de radiación en mariscos.

“O’Brien nos presenta el caso de los científicos del Instituto Oceanográfico Woods Hole, que han estado analizando las aguas alrededor de los reactores -así como en toda la Cuenca del Pacífico- para confirmar los niveles de restos radiactivos de Fukushima, especialmente de cesio.

Estos científicos, dedicados y competentes, se ven obligados a investigar por su cuenta, consiguiendo pequeñas cantidades de dinero procedentes de fuentes independientes. Según explica el investigador jefe Ken Buesseler, les ha sido denegado el apoyo federal de al menos cinco agencias clave. Por lo tanto, a pesar de la demanda profunda y generalizada de esta información, ninguna agencia federal realiza los adecuados análisis sobre el terreno acerca del nivel de radiación procedente de Fukushima”

De hecho, muy poco después de que sucediera el desastre de Fukushima, el presidente Obama ya aseguró que la cantidad de radiación que llegaría a los EE.UU. sería inofensiva.

Y él no tenía ninguna prueba científica para realizar tal afirmación.

De hecho, muchos expertos coinciden en que una columna de agua radiactiva se ha estado moviendo desde Fukushima hacia la costa oeste de los Estados Unidos.

“La primera columna de agua radiactiva liberada por la catástrofe de la central nuclear de Fukushima llegará a las costas de los Estados Unidos en algún momento de 2014, según un nuevo estudio de la Universidad de Nueva Gales del Sur”.

Y varias pruebas independientes han confirmado que los niveles de radiación nuclear que se están detectando en las playas de California ya son más de 10 veces el nivel normal.

Es evidente que algo está pasando.

Así que ¿por qué los gobiernos de Estados Unidos y Canadá hacen la vista gorda?.



Fuente: https://www.facebook.com/562586693769245/photos/a.562634180431163.140930.562586693769245/813987581962487/?type=1&theater
Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO