3/29/2014
0

Esterilización de personas, toma de custodia de niños romaníes y prohibición de la entrada a Suecia bajo la excusa de que eran ciudadanos "indeseables". Estos son algunos de los múltiples tratos vejatorios que los gitanos romaníes padecieron durante más de un siglo en Suecia. Ahora ha sido el propio Gobierno sueco quien ha reconocido esta semana estas persecuciones y las ha plasmado en un documento denominado 'Libro Blanco'.

"La situación de los gitanos hoy en día está ligada a la historia y la discriminación a la que muchos fueron sometidos", indica el texto en su introducción.

Dividido en seis epígrafes, el informe tiene como objetivo "dar reconocimiento a las víctimas y sus familiares", así como "crear un entendimiento de la situación de la minoría romaní en la actualidad (...) poniendo de relieve los abusos que han sufrido en un contexto histórico y mostrando cómo los estereotipos y prejuicios se han desarrollado y se han transmitido de generación en generación, y cómo esto ha sido la base de la política gubernamental", ha reconocido el Ejecutivo sueco a través del Ministerio de Trabajo, el encargado de publicar este documento.

Para la elaboración de este informe, el Gobierno sueco se basó en entrevistas, material de archivo, informes de investigación, documentación y compilaciones de documentos y publicaciones oficiales.

Censo de gitanos

Es uno de los capítulos que aborda el 'Libro Blanco'. En él se repasan las investigaciones del Gobierno sueco y de distintas agencias dependientes de éste, como el Instituto Estatal de Biología Racial o las administraciones municipales, realizadas hasta bien entrada la década de los noventa. Los ciudadanos de esta etnia eran clasificados bajos las etiquetas de 'Z', 'no-Z', 'medio-Z' o '¼-Z'.

Esterilización de romaníes

Otro apartado trata la esterilización a la que fueron sometidos muchos gitanos romaníes entre 1934 y 1974.

Esta etnia era uno de los grupos denominados "objetivo" para la esterilización, según reconoce el 'Libro Blanco', que incluye además comunicados oficiales donde se identificaba a los romaníes como "grupo no deseable en la sociedad" y una "carga". Por otro lado, este capítulo relaciona el hecho de la esterilización de los gitanos con la toma de custodia de los niños romaníes.

A estos tratos vejatorios se sumaron también durante cienn años la prohibición de su entrada en territorio sueco por ser unos ciudadanos "indeseables" y que no encajaban en la sociedad sueca. Aunque esta medida fue abolida en 1954, continúa siendo vigente la idea de que no debería haber demasiados romaníes en Suecia.


Fuente: http://www.20minutos.es/noticia/2099432/0/suecia/gitanos-rumanos/discriminacion-derechos-humanos/#xtor=AD-15&xts=467263
Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO