2/27/2014
0

El escalador y paracaidista estadounidense Joby Ogwyn se prepara para realizar en marzo un salto desde el monte Everest en un traje especial denominado wingsuit.

El mundo está a punto de contemplar una hazaña de altura. El próximo mes de mayo, el escalador estadounidense Joby Ogwyn, de 39 años, intentará saltar desde la cima del monte Everest con un traje 'wingsuit'. Para la mayoría escalar el Everest ya es una heroicidad en sí misma, pero para Joby Ogwyn subir hasta su cima es solo el punto de partida.

Después de escalar la montaña más alta, Ogwyn saltará enfundado en su 'wingsuit', momento que será retransmitido por el canal Discovery y que podrá ser seguido en televisiones de más de 200 países de todo el planeta. Un salto similar solo ha tenido lugar una vez y corrió a cargo de un paracaidista ruso.

"Todo el mundo me dice que estoy loco", comenta Ogwyn a 'The Telegraph' tras su vuelo de entrenamiento en California embutido en el vestido de prueba especial de nilón, como si fuera Superman.

"Esta es la pieza que me falta para conseguir mi sueño. Desde la infancia soñaba con poder volar y no se me ocurre una mejor forma de descender el Everest que hacerlo volando", dice Joby Ogwyn, que asegura que todos los retos que ha logrado hasta ahora han sido como una preparación para este momento.

"Seguro que será la más apasionante aventura de todo el mundo y quiero que la gente la vea. Tengo muchísimo miedo. Saltar desde una montaña me asusta enormemente, pues es mucho más complicado que saltar de un avión. Pero a la muerte no la temo", confiesa.

En 2008 Ogwyn batió un récord mundial al ascender la cima del Everest en solo nueve horas y media cuando el resto de escaladores necesitan más de tres días de expedición para realizar este mismo recorrido.

El riesgo de esta hazaña consiste en el despegue, ya que el viento puede arrastrarlo hacia la montaña. Durante su salto no llevará un paracaídas tradicional, sino que usará una nueva pieza secreta de equipamiento elaborado especialmente para saltos de gran altura.

Dos decenas de personas murieron el año pasado practicando vuelos en 'wingsuit' al volar demasiado cerca de las montañas. Solo unas 10 personas se ganan la vida profesionalmente con este tipo de saltos.


Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO