1/09/2014
0
Un pescador de la Laguna Ojo de Liebre se dio cuenta que era "una ballena siamesa", porque tenía dos cabezas y dos colas.
En un hecho inédito, y durante esta temporada de la ballena Gris, nació el primer ballenato siamés en la Laguna Ojo de Liebre en Guerrero Negro, Baja California Sur.

La ballena Gris no sobrevivió por lo que fue encontrada muerta flotando a la orilla de la playa de ese santuario ballenero.

El responsable del hallazgo fue un grupo de pescadores y prestadores de servicios encabezados por Jesús Gómez y quien inicialmente reportó haber encontrado "una ballena de dos cabezas", pero al acercarse y observarla con detenimiento, se dio cuenta que era "una ballena siamesa", porque tenía dos cabezas y dos colas y el cuerpo estaba unido entre sí después del nacimiento.

Como cada año, la ballena Gris viaja 16 mil kilómetros, desde Alaska hasta México, a reproducirse y tener sus crías o ballenatos en los únicos tres refugios balleneros naturales que son: Bahía Magdalena, Laguna de San Ignacio y Laguna Ojo de Liebre.

La ballena siamesa medía casi 4 metros de largo y pesó casi 500 kilos, y la cual fue rescatada por un grupo de científicos del Centro Regional de Investigaciones Pesqueras, Centro de Investigaciones Biológicas y Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas, a fin de investigar el extraño nacimiento.

Según un científico consultado por Azteca Noticias, el nacimiento de un siamés tiende a ocurrir en uno de 200 mil casos, con un porcentaje de sobrevivencia que oscila entre el 5 y el 25%.

El ballenato, y según el científico, se procreó en aguas del Pacífico mexicano durante la temporada del año pasado y hoy nació, desgraciadamente no sobrevivió después del alumbramiento.








Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO