1/06/2014
0
Astrónomos registraron la caída de un cuerpo celeste correspondiente al asteroide 2014 AA, descubierto el 01 de enero por el Observatorio espacial Monte Lemmon, Arizona de Estados Unidos, por Richard Kowalski mientras escaneaba objetos cercanos a la Tierra (NEOs)


Una serie de siete imágenes comenzado desde las 17:16 (1:16 GMT del 01 de enero ), cuando el objeto estaba a solo 500.000 kilómetros de la Tierra, (imagen)  se registraron en el Centro de Planetas Menores de la Unión Astronómica Internacional (IAU).

“Anunciamos el nuevo asteroide cerca de 31 horas después de la primera observación y lo designaron 2014 AA, el primer asteroide descubierto en 2014. Fue un NEO; ya nos había golpeado.

Esta no es una manera de empezar un nuevo año”, destacó J.L Galache, astrofísico y astrónomo, el 3 de enero, en el blog de IAU.

“Por suerte, era un pequeño asteroide, de uno a tres metros de ancho, por lo que es casi seguro que se quemó en la atmósfera, y lo más que podría llegar al suelo serían pequeños fragmentos. Desde la órbita inicial no estaba claro dónde pudo haber sido el punto preciso de la entrada en la atmósfera”, agregó Galache.

Una estimación de Bill Gray, un desarrollador de software de asteroides, indicó como posible área de impacto una gran área del mundo entre América y África (Imagen).

Más tarde, Peter Brown, de la Universidad de Western Ontario, “trianguló el punto de impacto (imagen) con limitaciones mucho más estrictas sobre la base de datos de los detectores de infrasonidos utilizados por la Organización del Tratado de Prohibición Completa de Ensayos de mantener control sobre quién está explotando qué, dónde”, señaló Galache.

La estimación concluyó que el asteroide 2014 AA se desintegró a mitad de camino sobre el Atlántico, a unos 3.000 kilómetros al este de Caracas, Venezuela, y 1.800 kilómetros al oeste de las islas de Cabo Verde. La trayectoria se puede apreciar en la imagen de video de Pascuale Tricarico (Video) publicada por IAU.

Comparado con el asteroide que impactó en Chelíabinsk, el asteroide de Año Nuevo era 500 a 1.000 veces menor, por lo que proporcionó seguramente tan solo una pálida luz, según estimó Peter Brown.

“No olvidemos que los asteroides del tamaño de un coche entran en la atmósfera de la Tierra un par de veces al año, lo que es especial acerca de AA 2014 es que lo hemos descubierto antes de llegar aquí”. En 2008 se descubrió otro caso similar.

Se cree que el asteroide 2014 AA fue demasiado pequeño para llegar al suelo intacto, pero debe haber formado una bola de fuego, y “los cielos sobre el Atlántico eran relativamente claros”, destacó el reporte de Skye & Telescope el 2 de enero.

No había ningún buque en esa zona y “parece que nadie estaba en condiciones de ser testigo de la muerte de AA 2014”, agregó.

"No estoy al tanto de ningún avistamiento visual", dijo William Cooke, de la Oficina de Medio Ambiente sobre Meteoritos de la NASA en Huntsville, Alabama. "Parece que fue demasiado lejos de los ojos humanos”, según Sky & Telescope.

Brown explicó que el impacto se produjo poco después de las 3:00, hora UTC. “Eso es sólo alrededor de 22 horas después de que el informe inicial de Kowalski”. El otro pequeño asteroide llamado 2008 TC3 “golpeó la Tierra en Sudán sólo 19 horas después de su descubrimiento por el mismo telescopio”, dijo Brown.



Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO