12/11/2013
0

El CO2, al que se le atribuía la peor parte del llamado Efecto Invernadero, es un chiste comparado con el PFTBA o perfluorotributilamina, un nuevo compuesto de origen industrial. El PFTBA se produce, por ejemplo, en instalaciones industriales eléctricas, sus emisiones no están reguladas, y es 7.000 veces más dañino para la atmósfera que el dióxido de carbono.

El efecto del compuesto (que no el compuesto en sí, que ya se conocía) ha sido descubierto por científicos de la Universidad de Toronto. Una de las coautoras del estudio, Angela Hong, lo describe como: "la molécula con el efecto más potente sobre la atmósfera que hemos visto hasta ahora".

La perfluorotributilamina no se produce de forma natural. Se trata de un compuesto sintético comúnmente asociado a la industria de los capacitadores y transistores desde mediados del siglo XX. El gas permanece por 500 años en la atmósfera antes de disolverse ya que, a diferencia del dióxido de carbono, la naturaleza no tiene una manera de reciclarlo.

La buena noticia es que la concentración del PFTBA en la atmósfera es todavía muy baja, al menos en la zona de Toronto, que es donde los investigadores han hecho su estudio. El gas muestra concentraciones de apenas 0,18 partes por trillón, muy poco comparado con las 400 partes por trillón del monóxido de carbono.

Los autores del estudio creen que el CO2 derivado del uso de combustibles fósiles sigue siendo el principal enemigo a batir. Sin embargo, son necesarios estudios adicionales para averiguar la concentración de PFTBA en otras zonas del mundo y regular sus emisiones en caso necesario.



Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO