12/30/2013
0
El Consejo Constitucional de Francia ha dado luz verde a la gran promesa electoral del presidente François Hollande: decretar el impuesto del 75 por ciento para las empresas que pagan salarios de más de un millón de euros al año.

La decisión de la máxima instancia judicial de Francia, dada a conocer este domingo, llega un año después de que el mismo órgano rechazara la propuesta inicial de la imposición de un alto impuesto para las personas con altos salarios, ya que, alegó que podía entrañar desigualdades ante el fisco.

Sin embargo, el Gobierno de Hollande, quien vive uno de los peores momentos en cuanto a aprobación pública, lo reformuló y anunció que la tasa de impuesto se aplicaría a las empresas que pagan salarios de más de un millón de euros anuales.

Este ‘impuesto de los millonarios’, según lo previsto, afectará a cerca de 470 empresas y una docena de clubes de fútbol, tendrá una duración de dos años, y se aplicará a las empresas que pagaron por encima de un millón de euros en 2013 y que lo hagan en 2014.

La propuesta, oficialmente denominada “contribución excepcional de solidaridad”, causó indignación y preocupación entre personas con salarios altos en Francia, como los clubes profesionales de fútbol, los que ha puesto en pie de guerra.

El 24 de octubre, el presidente francés del sindicato de Clubes de Fútbol Profesional (UCPF, por sus siglas en inglés), Jean-Pierre Louvel, aseguró que los equipos de fútbol en la Ligue 1 y la Ligue 2 de Francia confirman “su firme oposición a la propuesta fiscal del 75 por ciento” para los jugadores que ganan más de un millón al año.

Desde que Hollande asumiera el cargo en 2012, las empresas francesas y los hogares han estado bajo presiones económicas debido a medidas como el aumento constante de los impuestos, una medida que causó la fuga de muchos empresarios del país.

A pesar de que el Gobierno francés ha aumentado los impuestos y ha puesto en práctica una serie de reformas y recortes de gastos en un intento por disminuir la enorme carga de deuda del país, las medidas han sido totalmente improductivas.

De acuerdo con cifras dadas a conocer por el Instituto Francés de Opinión Pública (Ifop), el índice de aprobación de Hollande cayó hasta el 20 por ciento en noviembre, el más bajo desde que el instituto comenzó a medir la popularidad presidencial en 1958.



Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO