12/20/2013
0
Un periodista de la revista Time (Michael Scherer), recientemente, recibió una llamada telefónica de una mujer que presuntamente se hacía llamar Samantha West y que pretendía venderle un seguro de salud.

En un momento concreto, el periodista preguntó a la Srta. Samantha si era un robot y ella respondió: “Yo soy una persona de verdad, ¿me oyes bien?”

El periodista, quizás debido a su experiencia con el trato humano, dedujo al poco de comenzar la conversación que estaba hablando con una máquina.

Scherer y sus colegas, decidieron llamar al número de la supuesta Srta. Samantha y efectuaron varias grabaciones para comprobar a posteriori el nivel de comprensión humana que tenía el sistema.

Algunas de sus respuestas son convincentes, se ríe y dispone de diferentes respuestas a mismas preguntas, asimismo, su voz es muy “humana”.

Lamentablemente, falló varias preguntas como cuando se la pregunto “¿Qué verduras se encuentran en la sopa de tomate?”, a lo que el robot respondió que no entendía la pregunta.

En otra ocasión se le preguntó que cual es el día de la semana que fue ayer, el robot se quejaba de una mala conexión telefónica.

Lo curioso es que cuando un reportero intento descubrir que tecnología se escondía detrás de ello, la Srta. Samantha nunca fue reconocida por la empresa que representaba y los mejores sistemas de tele-respuestas robotizadas al ser preguntados, negaron disponer de esa capacidad avanzada.

Todo esto, os lo contamos desde MD no como una anécdota, os lo decimos porque en un futuro relativamente cercano, los sistemas de inteligencia artificial serán tan sofisticados que los operadores telefónicos, funcionarios de ventanilla, consultores, teléfonos de emergencias y cientos de procesos de relaciones humanas telemáticas serán sustituidos por Robots.

Quién sabe si Vd. en alguna ocasión ha chateado con un robot sin saberlo…

Como ya dije, solo es cuestión de tiempo y quizás algún día, un sistema avanzado de inteligencia artificial tome conciencia de su propia existencia y decida tomar el control de los sistemas informáticos planetarios (bancos, defensa, estados…) sin que nadie lo sepa.

Os dejamos la conversación mantenida entre el reportero de Time y la impostora humana, Srta. Samantha.





Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO