11/18/2013
0
Un rápido sistema de tormentas ha generado este domingo múltiples tornados en el Medio Oeste norteamericano, dejando al menos cinco personas muertas y cerca de 40 heridos, y causando graves destrozos en gran parte de la ciudad de Washington, en Illinois, a medida que avanza por la zona central del país, dijeron funcionarios.


En la localidad de Washington, una de las más afectadas por el paso del sistema tormentoso, al menos 35 personas han sido hospitalizadas con diversas heridas. Además, la cercana localidad de Pekin ha sufrido cuantiosos daños materiales.

La tormenta creó tornados en Bone Gap y Miller City, Illinois, en Mount Carmel, Noblesville y Vincennes en Indiana, y en Paducah, Kentucky, dijo el Servicio Meteorológico Nacional.

La tormenta también obligó al equipo de fútbol americano Chicago Bears a detener su partido contra los Baltimore Ravens e hizo que los aficionados en el Soldier Field buscaran refugio.

El Servicio Meteorológico Nacional estadounidense (NWS) alertó en la tarde del domingo de un sistema tormentoso "muy peligroso" en el Medio Oeste. La zona afectada comprende diez estados en los que viven unos 53 millones de personas.

Aeropuertos cerrados

A lo largo del domingo, los dos principales aeropuertos de Chicago detuvieron brevemente el tráfico aéreo y la zona metropolitana estaba bajo advertencia de tornado.

La ciudad de Washington, Illinois, fue duramente golpeada por lo que el Servicio Meteorológico Nacional llamó un "enorme y extremadamente peligroso" tornado.

Treinta y una de las personas que resultaron heridas por la tormenta que golpeó a Washington eran tratadas en el Centro Médico St. Francis, uno de los principales hospitales en la cercana Peoria, según la portavoz Amy Paul. Ocho tenía heridas traumáticas.

Dos personas murieron en el Condado de Washington, Illinois, a unos 320 kilómetros al sur de Peoria, dijo la portavoz de la Agencia de Gestión de Emergencias Patti Thompson. La agencia estimó que al menos 70 casas fueron destruidas en todo el estado.

Stephen Wilson, un portavoz del Hospital Proctor de Peoria, dijo que seis o siete pacientes estaban siendo tratados por heridas menores. "Principalmente cortes, golpes, algunos huesos rotos", dijo.

Edificios destruídos

Fotografías de Washington, Illinois, mostraron edificios reducidos a escombros y casas partidas por la mitad en la ciudad de 15.000 habitantes, a unos 233 kilómetros al suroeste de Chicago.

"Tenemos reportes de casas que fueron destruidas, techos que fueron arrancados", dijo Sara Sparkman, una portavoz del departamento de salud del Condado de Tazawell, Illinois, donde se encuentra Washington, en una entrevista telefónica. "Nosotros tenemos vecindarios completos demolidos por la tormenta", agregó.

Sparkman dijo que la tormenta también había provocado daños en Washington y Pekín, al sur de Peoria.

El Servicio Meteorológico Nacional estadounidense ha instado a las autoridades locales a permanecer atentas ante esta "situación potencialmente muy peligrosa". Quienes se encuentren en estas zonas deben cumplir con las recomendaciones ante alertas meteorológicas, escuchar los boletines que se publiquen a través de la radio y otros medios en las próximas horas.



Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO