11/02/2013
0
El próximo 13-14 de noviembre de 2013 toda Norteamérica quedará a oscuras por una gran tormenta solar o un ciber ataque terrorista a gran escala, pero únicamente sobre el papel.

Tal es el escenario de referencia del primer macro-simulacro conjunto de apagón continental denominado "Grid Ex II", dirigido por la NERC (North American Electric Reliability Corporation) de Estados Unidos con la participación de México y Canadá.

El mayor simulacro de protección civil de la historia en la materia, con unas dimensiones sin precedente, con la participación prevista en el mismo de los operadores de más de 5800 instalaciones eléctricas a lo largo y ancho de toda norteamérica,informa el New York Times, así como varios miles de empleados de hasta 150 empresas distintas y funcionarios de Protección Civil (FEMA), del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), de la Guardia Nacional y del FBI, que viene a coincidir, además, con con el décimo aniversario de las históricas tormentas solares de Halloween 2003.

No sería, en todo caso, el primer simulacro internacional de apagón continental,  pues ya en febrero de 2010 tuvo lugar en las oficinas de NOAA, en Boulder (Colorado), el primer ejercicio atlántico de tormenta solar extrema - en, aquella ocasión con participación de FEMA, NOAA y la Comisión Europea, así como los máximos responsables de protección civil de algunos países como Suiza -, "y también desde el Capitolio o desde el Comando Norte del Ejército de Estados Unidos se han llevado a cabo distintas simulaciones previas relativas a eventos catastróficos a gran escala que golpeasen la red eléctrica y ocasionasen un gran apagón tecnológico", recuerdan, en referencia a los ejercicios de la Academia de la Guerra de 2011 ("En la oscuridad: planificación militar ante un evento catastrófico para las infraestructuras críticas")."Si bien en este caso, a diferencia de esas anteriores ocasiones, no se trataría ya de un ‘simulacro de mesa’ sino de un ‘FSE, o Full Scale Exercise’, de campo", puntualizan.

"De hecho lo que se va a hacer en Noviembre a escala continental en Norteamérica, sería como si desde la Unión Europea se organizase un simulacro que envolviese, transversalmente, a la protección civil y seguridad nacional de todos sus Estados miembro y a la práctica totalidad de las instalaciones eléctricas europeas, miles de instalaciones, con sus propios operadores y técnicos de distintas empresas". 

El trabajo para organizar semejante dispositivo resulta simplemente impresionante y hay que aplaudirlo como la prudente buena práctica que es, en ese sentido bien por ellos y mal por nosotros que carecemos de una política europea común y sólo países como Alemania o Reino Unido están tomando medidas preventivas de mayor peso, pero solo respecto sus propios nacionales", concluyen.



Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO