10/02/2013
0

Un total de 280 productores denunciaron la mortandad de 54.200 ovejas tras el temporal de lluvia, frío y viento que castigó al país semanas atrás. No están contemplados los corderos recién nacidos en el relevamiento técnico oficial.

Una delegación de directivos del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL), encabezados por su presidente Joaquín Martinicorena, se reunirá con el ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca, Tabaré Aguerre, para buscar mecanismos que le permitan a los pequeños y medianos productores recomponer sus existencias ovinas.

El temporal de frío, viento y lluvia duró cinco días, pero provocó una mortandad de 54.200 ovejas y una gran pérdida de corderos que es imposible de estimar, según mostró el relevamiento del SUL, que contempló las denuncias de 280 productores que tuvieron pérdidas significativas.
En la otra vereda, hay muchos productores que tuvieron mortandades de entre 5 y 10 cabezas que no las denuncian.

Los datos fueron confirmados anoche por Martinicorena a El País, quien recordó que hay pequeños y medianos productores que perdieron prácticamente el 60% de su capital.
Los mayores daños se registraron en el departamento de Salto donde se recibieron las denuncias de 106 productores afectados, seguidos de 49 de Cerro Largo, 28 de Tacuarembó, 33 de Treinta y Tres, 21 en Paysandú y 41 en Artigas.

En el norte del país, donde están los campos de basalto superficial que albergan la mayor cantidad de ovinos del país fue donde se dieron las mayores pérdidas de ovejas y principalmente de corderos recién nacidos, mientras que en el sur, las pérdidas de animales fueron bastante puntuales.

Encuentro.
Si bien Martinicorena no quiso adelantar todos los planteos que el organismo que preside le hará al secretario de Estado, explicó que la idea es “buscar soluciones para los pequeños y medianos productores que perdieron su capital de trabajo, para que puedan seguir produciendo”.
En el caso de los medianos y grandes, se apuntará a conseguir créditos con líneas accesibles y buenos plazos para el repago del préstamo otorgado, afirmó.

Por su parte, Aguerre dijo ayer que la mortandad “en términos globales, está dentro de lo normal. El problema es que afectó puntualmente a algunos productores”, sostuvo.
El evento climático que derivó en la mortandad de animales afectó a entre 250 y 300 productores, agregó.
Aguerre confirmó que la secretaría de Estado ya analiza “un mecanismo de asistencia financiera con alguna contraprestación que nos deje en mejor situación para enfrentar eventos climáticos adversos de futuro”.
Así se hizo con la granja una vez transcurrida la granizada del pasado 24 de enero.

A partir de ahí los productores deberán contar con un seguro climático que los cubra frente a los futuros problemas.
Días atrás el propio presidente de la República, José Mujica, salió a criticar a los productores porque cuando era ministro y propuso la creación de un fondo contra catástrofes climáticas las gremiales no lo apoyaron.

Requisito.
Ahora el ministro Aguerre adelantó que otra de las condiciones para la asistencia es que se actúe en forma direccionada.
“Hay productores grandes para quienes la mortandad de ovinos queda diluida, de alguna forma, por el beneficio de haber tenido una excelente lluvia en un momento estratégico del año. Y hay otros pequeños productores que lo único que tienen son ovejas y este evento les mató el 50% de su capital”, razonó el ministro.

Las lluvias en primavera son determinantes porque ayudan a formar el forraje que tendrá el campo natural durante el verano y los campos de basalto del norte del país, venían muy castigados, porque las cargas animales y el frío los trajo muy abajo.
La combinación de elevado calor -como en los días previos al fenómeno climático-, frío polar y agua durante cinco días consecutivos es imposible de resistir para la oveja y esa es la explicación por la que murieron animales con entre 15 y 20 días de esquilados.
Frente a este problema, los productores no pudieron hacer nada, porque los animales venían con mucho estrés, mal comidos y debilitados.
Sólo les quedó hacer un recuento de la mortandad y en muchos casos, ver cómo perdían el trabajo de varios años de selección genética, en un año donde la parición de corderos pintaba bien.



http://www.consorcioovino.cl/site/index.php?option=com_content&view=article&id=2053:uruguay-relevamiento-confirmo-la-mortandad-de-54200-ovejas&catid=53:noticias-internacionales
Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO