10/18/2013
0

Los arqueólogos llegaron recientemente a la conclusión de que un cuerpo momificado, descubierto en Irlanda en 2011, tiene aproximadamente 4.000 años de antigüedad.

Esto significa que dichos restos humanos son unos 700 años más antiguos que los del faraón egipcio Tutankamón.

Los informes publicados hasta ahora sugieren que los restos momificados pertenecen a un hombre relativamente joven que vivió y murió en una etapa tardía de la Edad del Hierro.


Los investigadores que tuvieron la oportunidad de examinar el cuerpo momificado del joven afirman que éste probablemente fue asesinado durante un ritual de sacrificio.

Asimismo, parece que el hombre sufrió varios cortes en la espalda poco antes de morir, y los expertos sospechan que estos fueron hechos deliberadamente con una cuchilla bien afilada.

Además, uno de los brazos del hombre estaba roto en el momento de su muerte, según informa el Daily Mail. Es posible que el brazo haya sido el resultado de un ataque deliberado.

Dado que el antiguo cuerpo fue parcialmente destruido por una fresadora en el momento de su descubrimiento, los investigadores no pueden aclarar si el hombre había sufrido alguna lesión en la cabeza, el cuello o el pecho poco antes de morir.






Según informa la misma fuente, cuando los arqueólogos descubrieron la momia, ésta se encontraba en cuclillas. Además, estaba cubierta de turba y a su lado había varias estacas de madera.

Los restos del joven fueron descubiertos en un pantano en el Condado de Laois, Irlanda, en 2011. Los expertos planean realizar nuevas pruebas y averiguar más detalles sobre la vida de este joven.

Evidentemente, los investigadores también tienen la intención de arrojar más luz sobre las circunstancias que rodearon su muerte.



Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO