10/23/2013
0

El Wi-Fi es invisible, y a pesar de eso sabemos cuándo no está trabajando. Algunas personas incluso han desarrollado un sentido para adivinar donde está la señal más fuerte, moviendo sus computadoras portátiles hacia la mesa correcta de algún lugar.

El artista e investigador Nickolay Lamm querían saber cómo se vería el Wi-Fi si pudiéramos ver las ondas que pulsan los ordenadores. "Hice una búsqueda en Google donde pregunté: ¿Y si pudiéramos ver el Wi-Fi? y no pude encontrar nada, así que decidí hacer mi propia búsqueda", dice Lamm.

Esa búsqueda produjo finalmente una serie de imágenes de la forma en que el Wi-Fi se vería, que Lamm publicó en MyDeals.com.


Con la ayuda de una astrobióloga de la NASA, Lamm utiliza formas 3-D tomados de un mapa del gobierno de Washington para recrear el tamaño y la frecuencia de las ondas.

La investigadora explica que el Wi-Fi es un campo de energía con una frecuencia menor que las ondas de radio, pero más grande que las microondas. Las ondas Wi-Fi son de tres a cinco pulgadas entre crestas, que una computadora lee como "1". Esa información luego se traduce en las cadenas de código binario que dictan la Internet.

Lamm decidió usar el rojo, naranja y amarillo para mostrar los distintos canales Wi-Fi, o segmentos, que conforman un campo esférico, que puede alcanzar 20 a 30 metros de un típico cuadro de Wi-Fi.





Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO