10/28/2013
0
El agujero de ozono que cada año se forma sobre la Antártida fue “ligeramente más pequeño en 2013, respecto al promedio de los últimos diez años, según el satélite de la NASA”, informó la agencia espacial estadounidense el 26 de octubre.

Al formarse el agujero se permite la entrada de la luz ultravioleta del Sol, que puede ser perjudicial para la salud del ser humano al causar quemaduras, cáncer de piel y daños en los ojos, según el reporte previo de la NASA.

Este año alcanzó un promedio estacional de 21 millones de kilómetros cuadrados, en tanto el promedio desde la mitad de la década de los 90 fue de 22,5 millones de kilómetros cuadrados.
Aún así, los científicos de la NASA reconocen que los datos de este año “no son suficiente información para determinar si comenzó una curación de este agujero” que se repite cada año. Este fenómeno desde las décadas pasadas obligó a las naciones del mundo a tomar medidas de prevención, ya que son los agentes químicos que el hombre lanza a la atmósfera, los que la consumen.

Este hueco corresponde a un fenómeno estacional que se forma entre agosto y septiembre, durante la primavera antártica.

Paul Newman, un científico atmosférico del Centro Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, EE.UU., explicó quehubo mucho consumo de la capa ozono de la Antártida en 2013, pero sólo “debido a temperaturas superiores a la media en la estratosfera inferior (en la Antártida), el agujero quedó un poco por debajo del promedio en comparación con los agujeros de ozono observados desde 1990”, según la NASA.

El agujero de ozono se forma cuando el Sol comienza a subir de nuevo después de varios meses de oscuridad, que corresponden al invierno del helado continente Antártico.

Los vientos polares que circundan la Antártida mantienen el aire frío atrapado sobre el continente, entonces la luz del Sol provoca las reacciones químicas entre las nubes de hielo y el cloro de los productos químicos artificiales lanzados por el hombre, “y así comienza a comerse la capa de ozono”, reporta la NASA.

La mayoría de los años, las condiciones de agotamiento del ozono duran hasta antes de principios de diciembre, cuando se cierra el agujero estacional, agrega el informe.

Según la NASA, en general los niveles de productos químicos que consumen la capa de ozono en la atmósfera se redujeron gradualmente como resultado del Protocolo de Montreal de 1987.

En este tratado internacional se intentó proteger la capa de ozono mediante la eliminación de esta producción de productos químicos. “Como resultado, el tamaño del agujero se ha estabilizado, con la variación de año en año impulsada por los cambios de las condiciones meteorológicas”, sostiene la NASA.

Entre algunas cosas que se usan a diario y que pueden dañar la capa de ozono están los acondicionadores de aire y los refrigeradores ya que producen sustancias químicas que destruyen el ozono.

El nivel máximo del agujero en este año se observó el septiembre cuando midió 24 millones de kilómetros cuadrados. La cifra obtenida el 9 de septiembre del 2000, fue de 29,9 millones de kilómetros cuadrados.

Agujero de Ozono y gas de ozono

Si bien el gas ozono en la atmósfera alta protege a la Tierra del paso de rayos ultravioletas, el gas ozono cerca de la superficie terrestre puede causar ciertos efectos al ser humano.

Este gas ozono formado en el suelo terrestre se produce por ejemplo por el humo de los automóviles, camiones, fábricas y las máquinas cortadoras de hierba, escribe la NASA.

También se forma en manera natural cuando lo ríos reaccionan con la luz solar a finales de la primavera y verano.
“El ozono cerca del suelo puede molestar a los pulmones y hacer que sea difícil respirar. En algunos lugares, los viajes en autobús son gratuitos y a las personas se les pide compartir el viaje en los días de ozono. Esto reduce el número de vehículos en la calle”, destacó la NASA el 24 de mayo 2004.

Es por el ozono que “a las personas se les pide que esperen hasta que el Sol se pone para cortar el césped o llenar los tanques de gas”, agrega en su reporte.

El ozono natural que se forma en lo alto protege de la luz UV del Sol y evita las quemaduras, el cáncer de piel y las lesiones oculares.

Entre algunas cosas que pueden dañar la capa de ozono están los acondicionadores de aire y los refrigeradores ya que producen sustancias químicas que destruyen el ozono.

Agujero de Ozono sobre Estados Unidos

Científicos de Harvard advirtieron con preocupación en julio de 2012 que está sucediendo una compleja reacción química en la atmósfera sobre el continente americano del hemisferio norte. Señalaron que existe un grave riesgo de una inesperada pérdida total de ozono en Estados Unidos sobre sus zonas pobladas, en tan solo unos días, e incluso podría estar ocurriendo en otras partes del mundo.

El estudio reveló que la situación ya ha estado ocurriendo en algunas zonas por efectos climáticos y como resultado de los productos químicos que el hombre continúa lanzando al espacio.





Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO