9/14/2013
0
 El martes 3 de septiembre, todas las aguas territoriales y zona económica exclusiva de Uruguay fueron declaradas Santuario para Ballenas y Delfines por unanimidad en el Parlamento uruguayo. 

 La campaña comenzó hace 11 años, siendo impulsada por la Organización Conservación de Cetáceos de la República Oriental del Uruguay y niños de dos escuelas. Ellos mismos llevaron a la comisión de medio ambiente los argumentos por los que solicitaban un santuario para proteger ballenas y delfines amenazados, informó Ecoceanos. La ley consta de 3 artículos que refuerzan las normas existentes en Uruguay referidas a la protección de cetáceos. La superficie total abarca una extensión de 132.286 kilómetros cuadrados. Según Ecoceanos, en comparación con la superficie terrestre, se puede afirmar que Uruguay es mitad Santuario de Ballenas (176.215 km² de superficie terrestre). 

 Según la Organización para la Conservación de Cetáceos (OCC), a través de este ‘santuario’ se podrá regular el tráfico de embarcaciones, las instalaciones de infraestructura, la pesca y la caza de cetáceos y la contaminación química y sonora que afecta al ecosistema marino. “La figura del santuario es clave para la concientización y toma de responsabilidad de la sociedad acerca de su patrimonio natural. Constituirá una herramienta fundamental para el trabajo de educación y sensibilización ambiental”, describe la OCC en su página web. 


 Gerardo Amarilla, presidente de la comisión de medio ambiente, dijo en el parlamento: “esta ley es un precedente histórico en muchos sentidos, primero porque pocas veces se logra total unanimidad en el Parlamento, y esto marca un camino político unánime y, de aquí en más condicionará a todos los proyectos que se pretendan en aguas uruguayas”, según informó Ecoceanos. De acuerdo a la OCC, la aprobación de este proyecto de ‘zona protegida’ por parte del Parlamento uruguayo, “permitirá posicionar al país a nivel regional e internacional en cuanto respetuoso, conciente, responsable y soberano de su patrimonio natural e histórico y del futuro que de su resguardo depende”. 

 Santuario de ballenas en el Océano Antártico El Santuario Ballenero Austral, en el Océano Antártico, fue aprobado por la Comisión Ballenera Internacional en 1994. El mismo tiene como objetivo contribuir a la restauración y protección del ecosistema marino único y frágil de la Antártida. En un comunicado del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República Argentina, de fecha 4 de febrero de 2013, los integrantes del Grupo de Buenos Aires expresaron públicamente su rechazo por la llamada “caza científica” que está realizando Japón en el área protegida austral. “El GBA observa con grave preocupación que Japón emitió 'Permisos Especiales' autorizando la caza en el Océano Austral de 850 ballenas Minke Antárticas, 50 ballenas Fin y 50 ballenas Jorobadas, y considera que dichos límites de captura evidencian claramente una operación de naturaleza comercial sin ninguna justificación científica”, describe el comunicado. 

 Los gobiernos que integran el Grupo de Buenos Aires (GBA) consideran que Japón no tiene ningún tipo de justificación para la caza y que las tecnologías modernas permiten llevar a cabo investigaciones sobre ballenas con métodos no letales. Por su parte, Japón defiende la legalidad de sus capturas de ballenas realizadas presuntamente con fines científicos, ante la Corte Internacional de Justicia. El caso fue iniciado por Australia en el año 2010. Actualmente la Corte informa que se encuentra en su última instancia y la etapa de las llamadas "vistas orales" está por cerrarse.




Artículo original de lagranepoca.com
Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO