9/15/2013
0
¿Te imaginas pintar las paredes, techos, tejados o ventanas de tu casa y conseguir energía al igual que lo hacen los paneles solares fotovoltaicos? La respuesta se encuentra en la tinta solar. Un spray que podría rociarse en diferentes lugares de la casa y a cambio los consumidores obtendrían energía. Empresas y grupos de investigación afirman que en pocos años se podrían lanzar al mercado modelos de tinta solar competitiva.

El progreso avanza a pasos agigantados. Tecnologías que hoy están poco desarrolladas como las pilas de hidrógeno o biocombustibles a base de algas, comienzan a tener su importancia. Este es el caso de la "pintura solar". Una tinta que al extenderse por las paredes de una casa, o al imprimirse en superficies tiene la propiedad de convertir la energía de los rayos solares en electricidad. Responsables de varias empresas, universidades y centros tecnológicos de todo el mundo especializados en la tinta solar apuestan por obtener la misma "fama" que poseen los paneles solares con células fotovoltaicas de silicio.

Ventajas e inconvenientes

Según sus impulsores, sus ventajas se encuentran en su precio y su respeto al medio ambiente. Por un lado, las actuales placas solares se hacen por medio de un proceso muy caro, además de necesitar cantidades importantes de energía. Por otro lado, cuando los paneles solares dejan de funcionar, deben ser reciclados de una manera adecuada, porque, de lo contrario, pueden llegar a ser muy contaminantes.

Sin embargo, hay un "pero". La energía obtenida por medio de los paneles solares tradicionales sigue siendo mucho más eficiente que la tinta solar. Algunas de las mejores células fotovoltaicas convencionales del mercado tienen una eficiencia de conversión superior al 25%, mientras que ciertos prototipos de tinta solar sólo se mueven en torno al 2% .

Avances

Los retos que persiguen sus impulsores son, entre otros, conseguir mayor eficiencia en la conversión de energía solar en electricidad. Un equipo del departamento de ingeniería química de la Universidad de Texas, con Brian Korgel como su mayor propulsor, ha desarrollado un método de fabricación 10 veces más barato que los actuales paneles y predice que podría estar listo para su comercialización en unos cinco años. Consiste en una pintura que posee un material semiconductor denominado CIGS (cobre, indio, galio y selenio). Aunque de momento no consiguen su objetivo (obtener una eficiencia del 10%), los avances van viento en popa. En sólo un año han pasado del 1% al 2%. Asimismo, el equipo considera las ventanas como un lugar idóneo para generar electricidad.

Las inversiones en esta nueva tecnología aumentan cada día. Empresas americanas y chinas, e incluso instituciones públicas como el Departamento de Energía estadounidense, han empezado a inyectar grandes sumas de dineros para mejorar la eficiencia de las tintas solares. No es de extrañar que muchos se suban al barco de la energía solar. Según, Nabuo Takana, director de la Agencia Mundial de la Energía, asegura que entre el 20% y el 25% de la electricidad mundial podría tener origen solar en 2050.



Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO