9/29/2013
0

La nota se desprende de un análisis publicado en el portal conspiranoico Signs of The times, que da cuenta, con su propia visión, de lo que considera la verdad del cambio climático. En SOTT se refieren a la posibilidad de un ocultamiento por parte de las elites mundiales de lo que realmente pasa con el clima porque mantienen la teoría de que un mega evento planetario relacionado con el cosmos está a punto de suceder.

Sin embargo, la teoría de SOTT parece bastante más rbuscada de lo que la realidad podría mostrar evidentemente frente a nuestros ojo: existe una batalla informativa entre las potencias occidentales y las potencias emergentes para controlar la opinión pública en el tema del cambio climático.

Así, mientras unos apoyan la idea de un cambio climático con origen en la acción del hombre en busca de imponer un impuesto mundial al uso del carbono, otros hablan del colapso de la civilización si no se toman medidas urgentes. En el medio, también funcionan los lobbys de las compañías interesadas en mantener su statu quo enfrentada con modelos divergentes.

Como sea, esta es la presentación que hace SOTT al documental EL Gran Fraude del Calentamiento Global:

Distinguidos científicos especializados en el clima y campos relacionados con el clima hablan en un lenguaje simple y presentan en gráficos sencillos de entender la basura intelectual que es la actual histeria sobre el calentamiento global.

Esto incluye a científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y de destacadas universidades en una serie de países. Algunos de estos son científicos cuyos nombres se usaron para hacer alarde en algunas publicaciones sobre el calentamiento global que están siendo promocionadas en los medios — pero ellos afirman sin ambages que ni escribieron ni aprobaron esas publicaciones.

Un científico amenazó con acciones legales si no se retiraba su nombre.

Aunque se ha llevado a que el público crea que “todos” los principales científicos aceptan como cierta la histeria del calentamiento global y la agenda política que conlleva, en realidad los informes oficiales de la ONU o de la Academia Nacional de las Ciencias (National Academy of Sciences) los escriben burócratas y después se adornan con los nombres de científicos destacados a los que “han hecho consultas” pero cuyas conclusiones contrarias han sido ignoradas.

No hay duda de que el planeta se está calentando pero se ha calentado y enfriado con anterioridad y no está tan caliente hoy como lo estuvo hace algunos siglos antes de que existieran automóviles y antes de que se diese la quema de combustibles fósiles como hoy.

Ninguna de las cosas calamitosas que se predicen para hoy sucedieron entonces.

El documental británico investiga algunos de los muchos factores que han hecho que la tierra se caliente y se enfríe durante siglos, incluyendo los cambios en la actividad solar, a 150 millones de kilómetros de la tierra y completamente fuera de la jurisdicción del Tratado de Kyoto.

Según estos climatólogos, la actividad humana tiene muy poco efecto sobre el clima si se compara con muchos otros factores, desde los volcanes a las nubes.

Igualmente estos climatólogos han demostrado la falsedad de los modelos matemáticos que se han usado para exagerar la histeria del calentamiento global, ya que hay evidencia sólida que data de siglos contradiciendo esos modelos.

Lo que es incluso más aterrador que ver lo fácil que se manipula y aturde a la gente, medios de comunicación y políticos, es descubrir cuánto esfuerzo se ha invertido para acallar a los científicos que se atreven a decir que el emperador está desnudo.

Los académicos que se suben al tren del calentamiento global tienen mayores posibilidades de conseguir grandes fondos para investigación que aquellos que manifiestan sus dudas — y la investigación es la savia de una carrera académica en destacadas universidades.

Los movimientos ecologistas alrededor del mundo están entregados a la histeria del calentamiento global y en ningún sitio tan claro como en los campus universitarios donde ellos pueden acosar a cualquiera que les lleve la contraria.

Uno de los científicos entrevistados en el documental británico informó que ha sido amenazado de muerte.

En la política, hasta republicanos conservadores parecen haberse plegado a la noción de que “si no puedes vencerlos, únete a ellos”. Igualmente han hecho grandes compañías que se han unido a la estampida.

Esto sólo facilita que los paladines verdes declaren a cada oportunidad que “todos” creen en el escenario del calentamiento global, excepto por unos pocos “negacionistas” a los que se compara con negacionistas del Holocausto.

La diferencia es que tenemos la más dura y dolorosa prueba de que hubo un Holocausto. Pero, en lo referente al calentamiento global que está provocando semejante histeria, sólo tenemos una película hecha por un político y modelos matemáticos cuyos resultados cambian drásticamente cuando uno cambia unas cuantas variables seleccionadas arbitrariamente.

Nadie niega que las temperaturas hayan subido alrededor de un grado más que hace un siglo.

Lo que los climatólogos en el documental británico niegan es que eso se pueda extrapolar o que vamos rumbo a una catástrofe climática si no tomamos medidas drásticas que podrían provocar una catástrofe económica.

El “calentamiento global” es sólo la última de una larga lista de cruzadas histéricas ante las que parecemos cada vez más susceptibles.




Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO