9/06/2013
0

El Gobierno de Colombia decidió este miércoles durante una negociación con los campesinos de Tunja, en el departamento de Boyacá (centro), congelar la norma 9.70, que penalizaba a los agricultores por el uso de semillas no certificadas.

De acuerdo a medios locales, ante las fuertes protestas llevadas a cabo en 18 días de Paro Nacional, el Ejecutivo a cargo de Juan Manuel Santos se comprometió a no aplicar el estatuto, y a reestructurar junto a los campesinos una nueva propuesta de utilización de semillas que no afecte a los pequeños productores.

El acuerdo sobre la resolución 9.70, que no solo obligaba a los agricultores a comprar semillas certificadas sino que les impedía, además, reutilizarlas en sus siguientes cosechas- no dejo claro qué pasará con las semillas provenientes de otros países.

Según reseñó el diario El Tiempo, este jueves continúa la mesa de negociaciones entre el Gobierno y los voceros de los campesinos para tocar el tema de los agroinsumos.

Por otro lado, a través de la cuenta en Twitter del Documental 9.70, @documental970, donde se revela el abuso del que son víctimas los agricultores, se envió un mensaje de apoyo para los colombianos: “Nunca, nunca se olviden que esto es una lucha colectiva. Aquí no hay egos, hay simplemente caras visibles. Ustedes son el motor del cambio”.

Los realizadores del documental 9.70 celebraron este acuerdo: “¿Vieron que nos hicimos escuchar? Ahora falta que nos tomen en cuenta. De la mano de los campesinos NUNCA NUNCA nos vamos a equivocar”.

Además, la II Cátedra teleSUR, que se desarrolló este jueves desde la capital de Colombia, proyectó este documental de la realizadora Victoria Solano, quien conversó sobre su obra, que relata la historia de un grupo de campesinos al que el Gobierno de Colombia le incautó y destruyó 70 toneladas de arroz.

Vea aquí la versión completa del documental 9.70:




Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO