9/05/2013
0

Un nuevo rascacielos de Londres, conocido informalmente como el "Walkie Talkie", ha sido acusado de reflejar la luz que fundió las piezas de un coche estacionado en una calle cercana.
Martin Lindsay aparcó su coche Jaguar XJ en en el centro financiero de Londres, también conocido como la City de Londres, el pasado jueves por la tarde.

Cuando regresó, unas dos horas más tarde, descubrió que algunas partes de su vehículo -incluyendo el espejo retrovisor y la insignia- se habían derretido.
Lindsay dijo que "no podía creer" el daño que había sufrido su vehículo. Los constructores del edificio han pedido disculpas y pagarán las reparaciones.
El rascacielos de 37 plantas, que ha sido apodado el "Walkie Talkie" debido a su forma, se encuentra actualmente en construcción.

"Peligroso"

Lindsay, director de una empresa de baldosas, dijo que estaba caminando por la calle y vio a un fotógrafo que le preguntó: '¿Has visto ese coche? El propietario no se va a alegrar'. Y yo le dije: 'Yo soy el dueño. ¡Esto es horrible!", contaba Lindsay.
Al respecto, el afectado dijo que el espejo retrovisor, los paneles y la placa de su Jaguar se habían derretido.
"Nunca me podría haber imaginado que una cosa así podía suceder", añadió y espetó: "Tienen que hacer algo al respecto".
Lindsay admitió que, incidentes como este, podrían ser peligrosos. "Imagínese si el sol se refleja en la parte equivocada del cuerpo", relflexionaba.

La potente luz reflejada en las cristaleras del edificio derritió partes del Jaguar
como el espejo retrovisor de la imagen.
En el parabrisas, Lindsay se encontró una nota de la empresa constructora que decía: "Su coche está deformado por el calor, ¿podría llamarnos?", de acuerdo al propietario.
En una declaración conjunta, los promotores Land Security y Canary Wharf dijeron que estaban "al tanto de las preocupaciones con respecto a la luz que se refleja desde el rascacielos" y que estaban investigando el asunto.
En un comunicado posterior, este martes detallaron que el fenómeno había sido causado "por la elevación del sol en el cielo en esta época".

"En la actualidad, (el fenómeno) tiene una duración de aproximadamente 2 horas por día y estará presente durante aproximadamente 2 ó 3 semanas", añadieron.
Como medida de precaución, el centro financiero de Londres ha acordado suspender tres plazas de aparcamiento en la zona que puedan verse afectadas, mientras se investiga la situación, según comunicaron las autoridades.
Lindsay dijo que los constructores habían pedido disculpas y habían accedido a correr con los gastos de reparación, que ascienden a 946 libras (casi US$1.500).



Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO