8/29/2013
0
Desde su existencia las armas químicas han representado una amenaza importante para el hombre.
Así pues, el control que se ha ejercido sobre el uso de este tipo de armamento ha sido constante,
aunque con dudoso éxito. El primer intento fue la ya citada CONFERENCIA DE LA HAYA en
1899, que solo estuvo vigente hasta el inicio de la primera guerra mundial. Esta, intento poner
fuera de ley los proyectiles que transportaban gases venenosos. En 1925, la sociedad de
naciones firma en Ginebra un protocolo contra la guerra química y biológica. E.E.U.U. no lo
ratifico hasta 1974.

Su contenido viene a ratificar el del tratado anterior, pero se reserva el derecho de usarlas
en represalia. No resulta fácil llegar a un acuerdo total sobre estas armas. La conferencia de
desarme de Ginebra plantea en 1971 un tratado contra la guerra biológica, que aunque no
es igual que la guerra química, si posee muchos puntos en común. Este tratado estaba en
contra de la totalidad de las expresiones de dicha guerra. Este acuerdo fue aprobado por
las Naciones Unidas, y a él se adhirieron unos 80 países.

 La importancia de este tratado es muy notable, ya que es el único hasta la fecha que reconoció
como ilegales un tipo especifico de armas. Sin embargo su efectividad quedo en entredicho         al comenzar la revolución en el campo de la investigación genética. En 1990, una reunión celebrada entre            Estados Unidos y la Unión Soviética, lleva a ambos países a un consenso para reducir sus arsenales de armas químicas. Cada vez la consciencia de la peligrosidad de estas armas fue aumentando, lo que llevo a que en 1991 varios países (19) industrializados restringieran la exportación de 50 productos tóxicos utilizados en la fabricación de armas.

El tratado de la Convención de las armas químicas de 1993 prohibió la fabricación de armas químicas y restringió aun más el comercio de las sustancias empleadas comúnmente en su fabricación. Hoy en día aun quedan 65 países sin firmar ni ratificar ninguno de estos acuerdos. En las ultimas décadas los ataques terroristas con este tipo de armas han provocado masacres como en el metro de Tokio en 1995 en el que se uso gas nervioso (sarin) indiscriminadamente causando la muerte a numerosas personas.


TIPOS Y CARACTERISTICAS DE LAS ARMAS QUIMICAS:



Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO