8/31/2013
0

Testigos del Municipio del Venado en San Luis Potosi, México reportan haber observado una “bola de fuego” atravesando el cielo la tarde del pasado 21 de agosto.

Otros vecinos de la cabecera municipal manifestaron haber visto una luz similar a un cometa que pudo observarse por varios minutos y posteriormente se escuchó un fuerte estallido.

“Se vio una luz blanca en el cielo pasar muy cerca en dirección hacia La Ventana, aproximadamente a las cinco de la tarde”, dijo Roberto Nares.

“Pasó muy rápido pero dejó unas nubes brillantes en el cielo muy bonitas. De lo que alcancé a ver no me pareció que fuera un avión, se veía más como un cometa. Nunca habíamos visto algo así por aquí”

Por su parte, Alejandro Martín Moreno dijo haber visto un “objeto brillante pasando a gran velocidad y se escuchó un sonido muy fuerte que hacía retumbar el aire,  seguido de una explosión”.

Otro testigo comentó haberse extrañado primero por el comportamiento de sus animales que “no dejaron de hacer ruido toda la tarde”, antes de que se observara la luz en el cielo.

Se organizó una caminata por los alrededores pero no se encontró ninguna señal de explosivos o material desperdigado.

El supuesto fenómeno no ha sido confirmado por las autoridades.

El meteorito que fue avistado el 21 de agosto entre los municipios de Charcas y Venado, posiblemente se estuvo desintegrando en la atmósfera y no se vio una explosión final, afirmó el astrónomo Roberto Bartali Marchetti.

Por la trayectoria, indicó es muy posible que de este meteorito haya caído algún fragmento en el terreno, pero va a ser prácticamente imposible encontrarlo, porque esos fragmentos son del orden de 10 a 20 centímetros cuando mucho.

“El hecho de que no se haya observado una explosión puede ser que el objeto haya sido bastante sólido”.

Anunció que se analizará la trayectoria de este objeto para poder determinar si cayó en la entidad potosina.

Explicó que hay dos tipos de meteorito, unos que están compuestos de material metálico mezclado con tierra y otros que no son más que una bola de arena con alguna travilla. De los últimos, éstos “explotan en la atmósfera por el enorme calor que se genera con la fricción, y esa explosión es entre los 15 y 30 kilómetros de altura, cuando estos objetos tienen unos 10 a 20 metros de diámetro originalmente”, explicó.

El astrónomo sostuvo que si llegaron fragmentos a tierras potosinas, serán muy pequeños, como máximo de 20 centímetros que hayan creado un pequeño cráter como de un metro.






Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO