8/18/2013
0

El leopardo nublado de Formosa, una subespecie del felino nativo de Taiwan, fue oficialmente declarado extinguido por un equipo de zoólogos que durante años lo ha buscado en los últimos rincones menos explorados de la isla, y donde entienden, si todavía queda alguno con vida, sus posibilidades de reproducción son nulas.

Los zoólogos de Taiwán con el apoyo de sus pares de Estados Unidos, vienen buscando desde 2001, algún rastro de estos leopardos, y han instalado más de 1.500 cámaras infrarrojas y trampas de olor, en las montañas de Taiwán pero sin resultado positivo alguno.

“Hay demasiado pocas posibilidades que el leopardo nublado todavía exista en Taiwán. A lo sumo puede haber alguno, pero no los suficientes para continuar la especie”, dijo el zoólogo Chian Po-jen a la Agencia Central de Noticias de Taiwan.

Ni siquiera en el zoo: solamente algunos disecados

El gran drama de los zoólogos es que la subespecie, solamente presenta dos leopardos nublados vivos en el zoológico de Taipei, pero son una subespecie importada del sudeste asiático. El único que es posible ver actualmente, es un espécimen disecado en el Museo Nacional de Taiwán.

La gama de leopardos nublados (Neofelis nebulosa), que vivía desde las colinas de la precordillera del Himalaya hasta el sudeste de China, eran conocidos por las manchas de su piel que se asemejaban a nubes y presentaban los colmillos más grandes de todos los felinos.

La destrucción del habitat y la caza ilegal para obtener la piel y los huesos, fueron las causas principales que motivaron la extinción. Los parientes más cercanos: el leopardo nublado de Sunda (Neofelis diardi), que viven en las islas que incluyen a Borneo, Sumatra y Bali, podrían tener mayores posibilidades de supervivencia en el corto plazo, creen los investigadores.




Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO