8/20/2013
0

Hace unos años les comentaba a unos amigos que un día en el futuro tendríamos impresoras biológicas que imprimirían partes de repuesto para seres humanos, y la respuesta que me daban algunos es "Sí, pero dentro de mil años"...

Sin embargo, ya para el 2005 ya se hablaba de los primeros experimentos de impresión de órganos, e incluso ya en el 2010 había salido al mercado la primera impresora de tejidos humanos y ahora, llegamos a otro gran hito...

Científicos de la Universidad de Huazhong en China han logrado imprimir en una impresora biológica tridimensional, y por primera vez, un riñón. Y no solo uno, sino que varios mini-riñones.

Y lo más asombroso de todo: Estos mini-riñones funcionan.

¿Y qué significa esto? Pues como se pueden imaginar, esto resolvería en un futuro el tema de trasplantes de órganos, y de paso permitiría también hacer investigación a gran escala de órganos fuera del cuerpo, para quizás traer tratamientos y medicinas que permitan mantener nuestros órganos funcionando óptimamente sin tener que llegar a la necesidad de necesitar un trasplante en primer lugar.

Aunque ojo, es importante entender que esta es una primera prueba, es un primer hito, por lo que falta aun mucho por investigar, perfeccionar, y probar, para que esto sea algo estándar en cualquier laboratorio dentro de varios años.


Sin embargo, lo importante es que se ha demostrado que se puede, por lo que ahora es solo cuestión de tiempo para que esto se haga una realidad en nuestras vidas cotidianas...



Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO