6/08/2013
0
El fin de semana pasado, Bashar al Assad, en entrevista televisada, dijo haber recibido la primera entrega del avanzado sistema de misiles. Por su parte el gobierno israelí está sumamente preocupado por el sistema S-300 al punto que el primer ministro Netanyahu informó al Kremlin que Israel irá a la guerra, si es necesario, para evitar que el sistema de misiles sea montado y este operativo en Siria. Y considerando que Al Assad no tiene intenciones de dar marcha atrás, ya podemos vislumbrar el probable escenario.

Mientras Siria continúa implosionando en medio de una sangrienta guerra civil, Moscú esta estrechando lazos con su aliado Irán para respaldar a Bashar al-Assad, el dictador de Damasco.

Los rusos están vendiendo armamento avanzado a Siria, incluyendo aviones de combate MiG, millones de cartuchos de munición, y un avanzado sistema de misiles (a nivel mundial) conocido como el S-300 demostrando con ello que los verdaderos intereses de Rusia están en que “otros” hagan el trabajo sucio de derramar sangre…

¿Por qué Netanyahu esta tan preocupado por el sistema S-300?

El Times de Israel informó que aparte de las capacidades estratégicas únicas que los misiles S-300 brindaría a Siria, éstos ponen al centro de Israel y su principal aeropuerto internacional dentro del rango de alcance de los misiles. Por su parte en Jerusalem se teme que el sistema de misiles pueda caer en manos de terroristas como Hezbollah.

A continuación un extracto de la conversación cara a cara que Netanyahu tuvo con el zar de Rusia,Vladimir Putin, la semana pasada:

El ministro Benjamin Netanyahu le dio a entender durante su reciente reunión con el presidente ruso Vladimir Putin que Israel destruiría los misiles S-300 antes de que entraran en pleno funcionamiento.

La firme decisión de Israel tratando de presionar a Rusia para cancelar la operación, al parecer tuvo cierto éxito.

Según el informe, durante la reunión entre los jefes de Estado a principios del mes pasado en la ciudad de Sochi, Netanyahu pidió a Putin cancelar la transferencia del sofisticado sistema antiaéreo al presidente sirio Bashar Assad, e indicó que, en caso que la entrega siguiera adelante, Israel atacaría los misiles antes de que entraran en funcionamiento.

El informe se produjo el mismo día en que funcionarios estadounidenses y alemanes advirtieron a Rusia no enviar los misiles a Assad, y los medios de comunicación rusos indicaron que Moscú estaba retrasando la entrega.

Funcionarios presentes en la reunión Netanyahu-Putin “se sorprendieron por la audacia de Netanyahu de aparece ante un líder de una potencia mundial”, según el diario israelí.

Putin garantizaba que Assad no transferiría los misiles a un tercero, como Hezbolá, y que si Israel atacara el convoy de armas, Rusia no creía que Siria vaya a tomar represalias… A pesar de ello, Netanyahu dejó en claro que Israel estaba preocupado por el acuerdo en sí mismo.

El presidente ruso dijo a Netanyahu que la venta debía realizarse, pero dio a entender que Israel podría impedir la transferencia si, este u otra entidad comprara los misiles en su lugar o bien “ofreciera otra alternativa”…

Los medios israelíes habían informado anteriormente que Netanyahu advirtió a Putin que la entrega de esos misiles significan el estar provocando una guerra.

Netanyahu dijo que la adquisición de Assad de los misiles S-300 es probable que le lleve a una respuesta, y que ésta podría degenerar en una guerra en la región.


agenciaeternity.wordpress.com
Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO