6/05/2013
0
-“Costa Rica está señalada mundialmente como lugar de turismo de trasplante. ¡Todos sabemos de qué estamos hablando! El turismo de trasplantes es el disfraz elegante para decir tráfico ilícito de órganos”, aseguró, al diario “El Universal” el médico argentino Roberto Tanus.

Un costarricense y un nicaragüense recibieron 6000 dólares por riñón en 2012 y se sometieron a las intervenciones quirúrgicas de extracción en un hospital privado de Costa Rica. Hecho que no se trata de un caso aislado sino de un mero ejemplo del tráfico de órganos, tejidos, fluidos y células humanas que se produce en Centroamérica.

El tráfico de órganos es una de las 23 modalidades del crimen organizado que operan en Centroamérica y es considerado como de alta intensidad y de un ámbito territorial transnacional, según el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Desde los foros médicos internacionales se ha señalado a Costa Rica como un país anfitrión del "turismo de trasplantes" y hay datos de los últimos 20 años sobre el contrabando de órganos en esta nación en redes de tráfico de seres humanos.

El Universal de México reveló el pasado lunes 27 de mayo el ejemplo de los dos israelíes como parte de la información ofrecida en un foro médico auspiciado por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y por una coalición interna de entidades estatales y no estatales de Costa Rica.

Según informa El Universal de México "en el foro, el médico costarricense Clive Montalbert-Smit, coordinador de trasplantes en Costa Rica y representante de este país ante la Red/Consejo Iberoamericano de Donación y Trasplantes, se paró ante el auditorio y contó el caso de los israelíes. El galeno narró que en su teléfono celular todavía guarda el mensaje con una oferta monetaria que circuló en 2012 para participar en unos trasplantes de riñones en una clínica local".

Una clínica privada está siendo investigada por las autoridades por estos hechos: el Hospital Clínica Católica, perteneciente al Grupo SAMA propiedad de la Iglesia Católica y de los Hermanos Oscar y Rodrigo Arias Sánchez.

Óscar Arias Sánchez, político y empresario multimillonario costarricense de origen judío es descendiente de los Arias Dávila, una familia judía conversa al catolicismo. Óscar Arias Sánchez está casado con Suzanne Fischel integrante de la acaudalada familia judía Fischell, dueña de Farmacias Fischell. Arias ha sido dos veces presidente de Costa Rica. El 7 de agosto de 1987 le fue otorgado el Premio Nobel de la Paz y posteriormente, en 1988, el Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional. Su hermano Rodrigo Arias Sánchez es abogado y fue Ministro de la Presidencia durante los dos gobiernos de su hermano (1986-1990 y 2006-2010).

En mayo del 2006 los socios de Grupo Sama compraron el Hospital Clínica Católica que meses después cambiará el nombre a Hospital La Católica. El Hospital La Católica, ubicado en Guadalupe San José, es uno de los hospitales privados más grandes de Costa Rica.

Según El País de Costa Rica, desde el 9 de mayo, el Ministerio de Salud investiga denuncias presentadas por trasplantes ilegales en el Hospital Clínica Católica. La ministra de Salud, Daysi Corrales dio trámite a las denuncias presentadas por el director Ejecutivo del Consejo para la Promoción Internacional de la Medicina de Costa Rica, Massimo Manzi.

Víctor Pérez, director del hospital rechazó las acusaciones y manifestó que no había sido informado sobre la investigación que se sigue a la Clínica Católica. Según El País de Costa Rica la ministra de Salud, Daysi Corrales dijo en rueda de prensa que Costa Rica no es terreno fértil para trasplantes ilegales.


alazul.com
Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO