5/02/2013
0

Científicos rusos lograron combinar la transmisión de la electricidad con el intercambio de datos. Una línea de esta naturaleza ha sido creada, por primera vez en el mundo, en el parque tecnológico de Dubna, de la provincia de Moscú.
La línea fue creada sobre la base de un cable estándar de fibra óptica, tendido entre postes. El proyecto lo realiza la compañía “Mezon”, una pequeña empresa innovadora de la Universidad “Dubna”.
Los especialistas rusos partieron de la tecnología del ingeniero y físico estadounidense Nicola Tesla. El ingeniero eléctrico propuso, ya en el siglo XIX, el método de transmisión de la potencia activa con el empleo de las propiedades de la resonancia de la línea de un cable, fabricado de un conductor metálico. Alexander Antonov, ingeniero investigador de la “Mezon” se refiere a la esencia de su tecnología:
–La información va a través del vidrio, de la fibra óptica, y la energía va por un cable blindado metálico. La construcción del cable es tal que, en él van diez fibras ópticas de vidrio. Ellas están envueltas por una especie de tubo, en torno a la que va una cinta metálica que protege justamente el cable. Y después va ya un revestimiento de polietileno. Pues bien, la información va por esos cables de vidrio, por la fibra óptica, y la energía eléctrica, por ese forro o revestimiento. Debido a que aquí se emplea el método de la resonancia, no corre la corriente activa en la cadena, a lo largo del cable eléctrico se propaga la onda y la pérdida de tensión es muy pequeña. De suerte que, resulta provechoso transmitir a grandes distancias, y en ello consiste también una ventaja.
Por el blindaje del cable óptico es posible introducir un cierto equipo para el trabajo de los operadores celulares. Ello sirve de buena economía del cobre, debido a que la electricidad se transmite en el cable óptico por el revestimiento de acero. Ahora bien, la combinación de la transmisión de la electricidad y de la información reporta un considerable efecto sinérgico, subraya Yuri Kriukov, vicerrector de la Universidad Internacional de Dubna y supervisor del proyecto:
–En todos los hogares existen, simultáneamente, unos cuantos sistemas de cables. Está la red eléctrica, la de transmisión de datos por Internet, la del teléfono, de televisión, de señales. Gradualmente, todos los sistemas informativos se van concentrando en una red: la red de transmisión de datos. Las redes eléctricas están aparte, debido a que no existe una tecnología que les permita integrarse a un sistema. La creación de dos sistemas, separadamente, demanda el doble de gastos. Luego, la red de transmisión de datos y la red de entrega de energía son atendidas por dos compañías, simultáneamente. Pero, si combinamos esto, dentro de un mismo sistema, saldrá más barato.
Además, por la fibra óptica es posible suministrar electricidad allí donde no es cómodo tender dos cables a un sistema separado, indica el experto. Por ejemplo, cuando es indispensable instalar una videocámara, a la que hay que tender la red de transmisión de datos y de suministro eléctrico. Ello resulta incómodo y oneroso. Mientras que, con nuestro invento se transmite uno y otro por un mismo cable.
 En Dubna operan ya dos polígonos, en los que se pone a prueba la red distribuidora intelectual de transmisión de electricidad y de datos, al territorio del campus universitario y a las riberas del Volga. Allí, los consumidores de energía, luces del alumbrado urbano, videocámaras y puntos de acceso inalámbrico Wi-Fi, son conectadas por fibras ópticas propias a servidores de monitoreo y se abastecen de electricidad sobre la base de una subestación digital. Los expertos consideran que, el know how de los inventores rusos tiene grandes perspectivas.


Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO