5/01/2013
0

Investigadores de Estados Unidos han creado unos tatuajes que miden la actividad neuronal. El avance ha sido posible gracias a la inclusión de electrodos flexibles en dispositivos extremadamente planos y que pueden pegarse a la piel.

En un futuro, estos tatuajes podrían servir para controlar prótesis e incluso aviones no tripulados con la mente, mediante el envío de las señales neuronales registradas a dispositivos móviles. Pero, además, presentan un interesante potencial médico: permiten controlar el latido del feto para saber si va todo bien en un embarazo e incluso monitorizar el deterioro cognitivo característico de enfermedades como el Alzheimer, la esquizofrenia o la depresión.

Investigadores de la Universidad de California en San Diego (UCSD), y de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign (EEUU) están colaborando en el desarrollo de unos tatuajes nada corrientes, ya que pueden medir de manera inalámbrica las señales cerebrales, publica la UCSD.


Electrónica de piel 

La posibilidad de medir de manera no invasiva las señales neuronales es importante porque serviría a muchas aplicaciones biomédicas clave, como las interfaces cerebro-máquina para aplicaciones móviles. Estas interfaces posibilitarían, por ejemplo, el control de dispositivos electrónicos con la mente. Pero no solo.

En la actualidad, la grabación de señales neuronales en entornos móviles resulta un reto porque los dispositivos de medición convencionales son rígidos y abultados, por los cables conductores con los que cuentan para medir las señales, se explica en la web del Neural Interaction Lab.

Las tecnologías del futuro deberán abordar estos inconvenientes mediante el desarrollo de nuevos diseños ultrafinos, no invasivos y de alta fidelidad. Lo que se ha conseguido de momento es la creación de electrodos extensibles y plegables, que se pueden doblar, torcer y deformar en varias formas curvas.

Esta electrónica capaz de estirarse presenta una ventaja clave: con ella se pueden envolver superficies curvilíneas y obtener propiedades mecánicas cercanas a las de tejidos del cuerpo humano, como la piel. El contacto íntimo que esta electrónica flexible alcanza con los tejidos permite hacer mediciones muy exactas de las señales neuronales y otras señales del organismo.

El avance más reciente 

Según informa NewScientist, el primer tatuaje electrónico apareció en 2011, cuando Todd Coleman y sus colaboradores diseñaron un parche transparente que contenía circuitos electrónicos tan finos como un cabello humano, capaces de monitorizar diversas señales electrofisiológicas, como las del corazón, los músculos o las de la actividad neuronal más básica.

Lo que Coleman y sus colaboradores han conseguido ahora ha sido optimizar la colocación de los electrodos para registrar ondas cerebrales más complejas. El funcionamiento del sistema fue demostrado mediante la monitorización de las llamadas señales cerebrales P300, que surgen en nuestro cerebro cuando prestamos atención a un estímulo.
En las pruebas realizadas, se mostró una serie de imágenes a un grupo de voluntarios, a los que además se les pidió que hicieran un seguimiento de las veces que aparecía un determinado objeto en dichas imágenes. Cuando los participantes notaban la presencia del objeto en las fotos, el tatuaje electrónico registró un pico en las señales P300 de sus cerebros.

Según los investigadores, el tatuaje resultó tan eficiente determinando si una persona estaba o no mirando al objeto indicado como un electroencefalograma convencional (EEG), que es un sistema de exploración neurofisiológica que se basa en el registro de la actividad bioeléctrica cerebral.

Los científicos trabajan actualmente en modificar el tatuaje para que este transmita los datos registrados, de forma inalámbrica, a un teléfono inteligente, y esperan que, algún día, el dispositivo llegue a identificar otros patrones complejos de actividad cerebral, que podrían ser utilizados para otros fines, como el control “mental” de las prótesis.




Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO