5/11/2013
0

Investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) de México se encontraban recorriendo las tres cámaras subterráneas halladas recientemente bajo el templo de la Serpiente Emplumada, en Teotihuacán, y se encontraron con un descubrimiento todavía más extraño y formidable: se trata de al menos cien objetos metálicos de unos 1.800 años de antigüedad.


Estos objetos, que miden entre 4 y 12 centímetros, están siendo estudiados en detalle por los científicos de INAH; hasta ahora pudo saberse que poseen un núcleo de arcilla y otros materiales orgánicos, y estaban recubiertos de pirita, metal que al oxidarse se convirtió en jarosita. Según los especialistas, estos objetos habrían tenido forma cilíndrica, y se evalúa la hipótesis de que hayan sido usados como ofrendas.


Ahora el túnel será explorado por el robot Tiáloc II-TC, y gracias a la tecnología de sus cámaras los investigadores podrán observar qué se esconde en él; por el momento, se muestran confiados de que este recorrido los conduzca a alguno de los secretos mejor guardados de la historia de la cultura teotihuacana, tal vez la morada de sus gobernantes.


Simultáneamente han aparecido diversas versiones acerca de la naturaleza de los extraños objetos metálicos, ya que en nada se parecen a otra ofrendas encontradas anteriormente; algunos, incluso, se han aventurado en la hipótesis de que serían pruebas del paso de una cultura extraterrestre por la región.


Fuente
Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO