4/21/2013
0


Su sueño era transformar los hospitales chinos en seguros paraísos para sanar a enfermos.

Huang Yang tenía un sueño: quería transformar los hospitales chinos en seguros paraísos para sanar al enfermo, quería que los doctores fueran como ángeles vestidos de blanco, cercanos a Dios, según confesó en su cuenta de Weibo. Pero el sueño de este joven idealista murió con él, con tan solo 27 años, el 16 de abril fue víctima de un confuso envenenamiento.

Huang, un muy apreciado estudiante graduado en la Universidad de Fudan de Shanghai, murió en el hospital hace dos semanas después de tomar agua con un “sabor extraño” del dispensador de su dormitorio. Limpió la máquina para que sus compañeros de cuarto no tuvieran que tomar esa agua de mal sabor.

Sospechando asesinato, el policía que investigaba su enfermedad hizo pruebas en el dispensador y encontró rastros de un químico altamente tóxico, N-Nitrosodimetilamina o NDMA, usado generalmente en investigaciones médicas.

La Universidad de Fundan publicó un comunicado en su cuenta de Weibo el 15 de abril, diciendo que un estudiante de la escuela de medicina había sido ingresado en el hospital y estaba en condición crítica. La declaración continuó diciendo que uno de los compañeros de cuarto fue detenido el 12 de abril, y que la policía seguía investigando el caso.

Otros estudiantes se enteraron del incidente luego del arresto del compañero de cuarto, Lin Senhao. Una fuente familiarizada con el asunto contó al noticiero nocturno de Xinmin que Huang, estudiante graduado de la clase de medicina de la Universidad de Fudan del 2010, había sido recientemente aceptado para el programa de doctorado.

Huang proviene de una familia pobre, y sus dos padres tuvieron que retirarse tempranamente luego de haber sido despedidos de sus trabajos, informó Noticias Sichuan. Él iba de visita a su casa solo una vez al año, para el año nuevo chino, por las dificultades financieras que atravesaba su familia.

El padre de Huang visitó a su hijo en el hospital el 15 de abril, según el noticiero nocturno de Xinmin. “Me dijeron que él se llevaba muy bien con sus maestros y compañeros de la escuela”, dijo, totalmente incrédulo sobre lo que había sucedido. “El doctor me dijo que su hígado estaba dañado y que estaba recibiendo atención médica de emergencia”.

No hay un informe oficial de por qué Lin quería envenenar a Huang Yang. Un reportero del 21st Century Business Herald supo por un compañero de cuarto, que Lin había confesado el envenenamiento, y la policía continúa verificando el motivo.

Varios mensajes publicados en Weibo, el microblog más popular de China, presentaron una explicación alternativa, sugiriendo que Huang en realidad quería asesinar a otro compañero de cuarto, no a Lin. Cuando supo sobre el envenenamiento de Huang, parece que se sintió culpable y le mandó un misterioso mensaje sobre la droga, lo que llevó a su arresto.


lagranepoca.com
Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO