4/23/2013
0

Space X se encuentra ya en plena actividad, con 2 vuelos comerciales a la ISS completados con éxito y grandes proyectos en el horizonte, y es la primera empresa en convertir en una realidad los vuelos espaciales privados, utilizando sus propios vehículos para ello. Es la ganadora clara de estas primeras etapa de lo que podemos considerar una nueva carrera espacial, pero por detrás otras compañías están siguiendo sus pasos Y la más importante es Orbital Sciences Corporation, que acaba de hacer realidad el primer lanzamiento de su cohete Antares, que en el futuro llevara a la nave Cygnus a la órbita terrestre.

A las 21:00 UTC del pasado Domingo y desde las instalaciones espaciales de Wallops Island, Virginia, el Antares despegaba por primera vez y 10 minutos después colocaba su carga, diseñada para simular la masa y características de la futura Cygnus, en una órbita de 250 x 300 Kilómetros de altura y en el mismo plano órbital de la ISS. Con ella viajaban los pequeños Alexander, Graham y Bell, 3 pequeños microsatélites construidos a partir de Smartphones y el pequeño Dove-1, de la compañía Cosmogia, que fueron también desplegados con éxito.

Se espera que la "falsa" Cygnus se desintegre en la atmósfera a principios de Mayo, de forma parecida a lo que le ocurrirá con la auténtica Cygnus, que a diferencia de la Dragón de Space X y de forma parecida a las Progress o las ATV, no está pensada para ser reutilizada, y que realizará su vuelo inaugural a finales de año.


El cohete Antares, que se compone de 2 etapas, que pueden ser ampliadas a 3 para alcanzar órbitas más altas, y capaz de transportar 5,2 Toneladas de carga, tiene un cierto carácter internacional, ya que Orbital Sciences Corporation decidió subcontratar a la empresa ucraniana KB Yuzhnoe (que también fabrica las dos primeras etapas del cohete Zenit) para el diseño de la 1ª etapa de Antares, mientras que los motores de esta son 2 NK-33 que se fabricaron en los años 70 para el fallido programa lunar tripulado soviético N1, de los que Aerojet tiene la patente fuera de Rusia. En 2008 adquirió 36 de ellos, construidos y almacenados durante casi 40 años, y que debieron pasar exaustivos tests de encendido en el Polígono de Vintay en Samara (Rusia) antes de dar luz verde a su utilización.

Por una de esas paradojas del destino unos motores soviéticos han volado por primera vez al espacio como parte de cohete construido por empresa privada de los EEUU.

Aunque aún no estamos ante el primer vuelo comercial por parte de Orbital Sciences Corporation este primer lanzamiento de prueba era una fase crítica para hacerlos realidad, y su éxito abre las puertas a que a finales de año podamos ver ya a la Cygnus en órbita y lista para iniciar sus viajes a la ISS.





Fuente
Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO