3/19/2013
0
Los niveles enfermedades en los salmones de Chile en Aysén y la Región de Los Lagos está aumentando, especialmente por la Septisemia Rickettsia Salmoidea (SRS) y el piojo de mar, y con ello el uso de antibióticos y pesticidas.

Los niveles de uso de antibióticos en Chile en la industria salmonera en 2012 aumentaron un 63,4% con respecto a 2011, alcanzando una cifra récord de 337,99 toneladas.

Este aumento “indica que algo se está haciendo mal nuevamente”, destacó la investigadora del Instituto de Acuicultura de la Universidad Austral de Chile (UACH), Sandra Bravo a la ONG Ecoceanos.

“Al calcular la cantidad de kilogramos de droga pura que se utiliza por tonelada de salmón cosechado, se registró un significativo aumento del 23,5% con respecto al año 2011”, agregó la especialista.

“La implementación de regulaciones más estrictas, y el aumento en los costos de producción con medidas de bioseguridad no han sido suficientes para el control sanitario y ambiental”, concluyó la Dra. Bravo.

En  el reciente foro de mariscos de Atlántico Norte del 7 de marzo,  Jon Hindar,  CEO de Cermaq, compañía con empresas en Chile, Noruega, Canadá, Escocia y Vietnam, dijo que los piojos de mar y la Septisemia Rickettsia Salmoidea (SRS) aumentó considerablemente en los cultivos del país sudamericano, informó Undercurrent.

Hindar explicó que en Chile, a la par que creció la producción, la mortalidad de los peces empezó a aumentar en octubre 2012 alcanzando a un 3%, mientras que en el Atlántico ésta se mantiene en un 1%. La empresa Multiexport también señaló el mismo problema que Cermaq.

“Cuando las mortalidades se ven incrementadas producto de una enfermedad, la situación puede deberse a diversos factores, entre los que se destacan:  condiciones ambientales adversas para el pez, manejo inadecuado de los peces, pérdida de eficacia de los medicamentos que se están utilizando, o una sumatoria de todos ellos”, sostiene la Dra. Bravo.

La investigadora cree que la alta concentración de los cultivos en Aysen y Los Lagos está contribuyendo en Chile para este desarrollo bacteriano, en tanto en países como Noruega, los cultivos son a lo largo de todo el país.

Las toneladas de antibióticos que se usan en los cultivos en el mar y los lagos en Chile, en su mayoría corresponden al florfenicol  (54%), y la oxitetracilina (43%), sin embargo también se usaron amoxicilina, flumequina y eritromicina, con un 1% aproximadamente cada uno, informó Ecocéanos.

En las zonas en que se empleó más fue en Aysen (52%) y en la Región de los Lagos (43%).

La información del uso de antibióticos se obtiene gracias a los laboratorios farmacéuticos. En tanto la entidad Sernapesca en Chile comenzó a pedir informes de su uso a las salmoneras desde 2007. No hay reportes entre 2004 y 2006, señaló la Dra. Bravo a Ecoceanos.

Sernapesca indicó a su vez que el 82% de los productos antibacterianos fueron usados contra el Síndrome SRS, sin embargo hay otros peligros para los salmones, los piojos de mar, por los cuales se está empleando productos altamente tóxicos.

Uso de pesticidas para e piojo de mar

Las salmoneras están usando fuertes pesticidas para combatir el piojo de mar Caligus y Lepeophtherius. Después de 7 años de uso exclusivo de benzoato de emamectina, para combatirlo, estos organismos se hicieron resistente, reportó Ecocéanos. Ahora para hacer desparasitación se usan aún más altos niveles de pesticidas.

Sernapesca en Chile confirma que los salmones salen con un máximo de 6 parásitos por pez, de acuerdo al reglamento, pero no se hace cargo ni informa de cuanto pesticida usa para lograr esto. Este año 54 centros de cultivo tenían más de 9 parásitos por pez

SRS

El Septisemia rickettsial del salmón (SRS) es causada por un nuevo tipo de bacteria del orden Triotrichales , de la clase Gammaproteobacteria y que forma la familia Piscirickettsiaceae.

Es un microorganismo intracelular inmóvil, acapsulado, pleomorfico de 0,5 a 1,5 um de diámetro. Después del registro de las primeras cepas años atrás, se han observado cepas resistentes a antibióticos, mucho más virulentas.

“Es una bacteria intracelular, lo que quiere decir que cuando se aplica el antibiótico mata los organismos que están libres en el torrente sanguíneo, pero no logra llegar al interior de la célula donde se escuda esta rickettsia. Entonces frente a cualquier estrés esta rickettsia se multiplica y el sistema inmune de los peces se deprime”, señala la Dra. Bravo.

Este tipo de microorganismo se presenta en el agua salada, sin embargo un estudio en 1994 dirigido por el Dr. Bravo, en su estudio “Piscirickettsiosis in freshwate”, reveló la bacteria en el lago Llanquihue en truchas de huevos provenientes del exterior.


lagranepoca.com
Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO