3/06/2013
0


China superará por primera vez a Estados Unidos como la mayor economía del mundo en 2017, según el informe 'El Mundo en el 2050: oportunidades y desafíos' elaborado por PwC, que recoge que la economía española perderá tres posiciones y pasará a ocupar el decimoquinto puesto en el año 2030.

El ranking realizado por PwC compara los datos de Producto Interior Bruto (PIB) de 2011 del Banco Mundial para 24 de las principales economía del mundo, año en el que España ocupó la duodécima posición, con sus estimaciones para 2030 y 2050, cuando la economía española se situará en ambos casos en el puesto número 15.

Según recoge el informe, PwC destaca que la economía mundial está acelerando su proceso de transformación. "La crisis financiera internacional está empujando aún más rápido el centro gravedad de la actividad mundial hacia los países emergentes", asegura.

En concreto, subraya que India se consolidará como la tercera potencia mundial en 2050, tras China y Estados Unidos, justo el mismo año que Brasil desplazará de la cuarta posición a Japón, que pasará a ser la quinta mayor economía del mundo.

Asimismo, Rusia se convertirá en la primera economía europea y la sexta del mundo por delante de Alemania, que descenderá del quinto puesto de 2011 al noveno en 2050. En esta línea, países como México o Indonesia podrían superar a economías como las de Francia y Reino Unido, que caerán a la décima y undécima posición, respectivamente.

Un mundo de dos velocidades

El documento confirma que en las próximas cuatro décadas se mantendrá un mundo de dos velocidades en términos de crecimiento, ya que un grupo de países emergentes crecerá al menos una media del 4% anual, mientras que en los países desarrollados el incremento medio de la actividad apenas llegará al 2%.

"Esta circunstancia llevará, por ejemplo, a que en 2017 las economías de los países del E7 (los países emergentes más importantes) superarán en tamaño a las del G7 y que, a finales de 2050, serán un 75% más grandes", asegura.

El presidente de PwC, Carlos Mas, explica que la primera conclusión del estudio es que estos países, que actualmente representan una parte mínima de las exportaciones y de la inversión de España, "se han convertido en una gran oportunidad de crecimiento para las empresas españolas".

"Sería un error muy grave seguir mirándolos simplemente como países donde es posible producir con mejores costes y obviar que se han convertido en grandes mercados de consumo", advierte.

El documento, sin embargo, señala que para entrar en estos mercados emergentes las compañías deben hacer frente a grandes desafíos, como "saber entender y adaptarse tanto a las leyes locales y como a los consumidores".

Además, deben elegir la mejor estrategia de entrada y, en su caso, el socio más adecuado para hacerlo, así como hacer frente a la gestión de las relaciones con los gobiernos locales y los distintos organismos reguladores.


20minutos.es
Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO