1/30/2013
0

La guerra en el espacio virtual es una amenaza real para la seguridad nacional de EEUU.
El Pentágono aumentará en un cuatrocientos por ciento la plantilla de su unidad de seguridad cibernética. Entre las tareas planteadas para esta estructura sobresale no solo la protección de sistemas informáticos, sino también la neutralización de las comunicaciones electrónicas de sus enemigos potenciales.

Todo parece indicar que, para la administración norteamericana resultan ya estrechos los marcos de su estrategia, condensada en la fórmula, “La zona de responsabilidad es todo el mundo”. Washington, luego de armar un alboroto con el establecimiento de la democracia en la mitad del mundo decidió, ahora, tomar en sus manos el espacio virtual. Así las cosas, Internet se torna teatro potencial de acciones militares. Alexéi Mujin, director general del Centro de Información política destacaba que, tal desarrollo de los hechos es normal para la política exterior estadounidense. Además, EEUU aprovecha el vacío jurídico que reina en la red informática mundial, indica el experto:

–Esto es mucho más fácil hacer en Internet porque, en este espacio no existen prácticamente leyes, no hay restricciones. A ello está vinculado justamente, en los últimos tiempos, la intensificación de las denominadas tropas cibernéticas, destinadas no solo a la defensa, sino también a los ataques. Pienso que EEUU se prepara para un enfrentamiento global, con el objeto de controlar las mayores áreas posibles, en las que están concentradas las reservas mundiales de materias primas.

En tanto, Urban Parfentiev, analista del Centro regional de tecnologías electrónicas estima que, la ampliación de las unidades de seguridad cibernética del Pentágono no es más que la respuesta a las nuevas amenazas. Al mismo tiempo, el experto duda en la misión exclusivamente defensiva de las tropas cibernéticas:

–Solo en los últimos años sobrevino la conciencia de la profundidad de la penetración de las redes informáticas de comunicación en muchos procesos, tanto en la defensa como en las infraestructuras vitales. El Estado, ante la luz de numerosos incidentes civiles que han tenido lugar, comienza a reaccionar ante los desafíos. Y no solo EEUU, sino que está también el proyecto de Convención de la ONU sobre la protección de las estructuras estatales en Internet. Están también los intentos de organizar centros cibernéticos correspondientes en los marcos de la OTAN. A mi entender, el problema es evaluado muy adecuadamente. La cuestión está en si será esta una función puramente defensiva u ofensiva.

¿Desatará el incremento de la agrupación cibernética en EEUU el desequilibrio de fuerzas en el mundo, aunque sea en el espacio virtual? Si en un plano estrictamente militar, EEUU “preserva” de un conflicto armado con grandes sujetos mundiales que disponen del arma nuclear, y que en el caso de su empleo todo el planeta saldría perdiendo, ¿cuál es la situación en una guerra cibernética? ¿No se verá nuestro país en el punto de la mira del arma virtual estadounidense? A juicio de Alexánder Vlasov, director de programas del Foro Internacional “Tecnología de seguridad”, no cabe temer esto hoy día, pues Rusia tiene problemas de sobra en otros campos:

–Pienso que en todo el mundo llegó hoy la conciencia de que, la amenaza principal no es el arma nuclear sino las guerras cibernéticas venideras. Rusia debe evitar  amenazas de gentuza variada, que se generó en demasía en diversos países, sobre todo de parte de grupos terroristas que pueden atacarnos. Necesitamos estar preparados para repelar justamente tales ataques.

En general, la decisión del Pentágono parece del todo normal. Solo resta confiar que, los militares estadounidenses van a partir, en la nueva esfera defensiva, de amenazas reales, y no de ficticias, como ha ocurrido más de una vez a lo largo de las últimas décadas.


Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO