9/22/2012
0


La fiesta de cumpleaños que por error una adolescente holandesa había convocado masivamente por Facebook este viernes 21 de septiembre, terminó en disturbios y enfrentamientos entre jóvenes y fuerzas antidisturbios de la policía.


La policía holandesa ha disuelto esta noche a jóvenes que acudieron al pueblo de Haren, al norte de Holanda, para participar en la fiesta de cumpleaños a la que la adolescente invitó de forma masiva, por error, a través de Facebook. A pesar de que la fiesta había sido anulada, unos 4 000 jóvenes acudieron a la convocatoria, que si bien tuvo un carácter festivo al comienzo desembocó en disturbios y enfrentamientos con la policía cuando algunos jóvenes empezaron a tirar petardos, botellas, piedras y a derribar las vallas que cerraban el acceso de la calle donde reside la familia de la adolescente. Las autoridades locales activaron hoy el estado de alarma en el pueblo, una localidad de 18 000 habitantes, para evitar que el llamamiento en Facebook acabara en incidentes.

Así, se cerró la calle donde esta el domicilio de la adolescente, se advirtió en Internet de que no iba a haber fiesta alguna, se cercó con policía la casa de la familia - que previamente abandonó su domicilio- y más tarde se tomaron medidas preventivas como el cierre de la salida de la autopista al pueblo para evitar que llegase más gente. Esas medidas no han evitado que los jóvenes llegasen a la ciudad y que entrasen en jardines de las residencias, donde han prendido fuegos y han causado daños en cobertizos, además de destruir el alumbrado de la calle y destrozar señales de tráfico.

Medios locales indicaron que varios jóvenes han sido arrestados, si bien por el momento la policía, que está grabando los altercados, solamente ha confirmado una detención. Methe, la adolescente que hoy quería celebrar su "Dulce 16 Cumpleaños" con unos pocos amigos y su familia, se dio cuenta esta semana de que su invitación, en la que había señalado su dirección y todos los datos para dar con la casa, había sido enviada por equivocación a miles de usuarios Facebook, que a su vez hicieron del evento un acontecimiento de la red social, animando a desconocidos a acudir a la celebración.

"Cuando mi hija me explicó lo que estaba pasando, tardé en darme cuenta de su relevancia, pero enseguida avisamos a las autoridades", declaró el padre de la adolescente en la radio pública Radio1, donde hizo un llamamiento a los padres a que "retengan a sus hijos en casa, para evitar que esto acabe mal". A pesar de que la invitación y la fiesta han sido anuladas, el proceso entró en una fase incontrolable en la que las autoridades han hecho lo posible para evitar un escenario como el que se describe en la película americana "Project X", donde una fiesta multitudinaria convocada en las redes sociales acaba fuera de control.


 ElComercio.com
Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO