7/30/2012
0

En los municipios más pobres de Sudáfrica ratas gigantes del tamaño de un gato, mataron y se comieron a dos bebés en diferentes ataques.

El primero fue Lunathi Dwadwa, de tres años, quien murió mientras dormía en una cama improvisada en la choza de sus padres la noche del domingo. Su padres ni siquera la oyeron gritar.

Cuando su madre, de 27 años, descubrió el cuerpo sin vida, vio que los ojos de su hija habían sido arrancados y después dijo:
“No puedo olvidar lo horrible que lucía mi hija después de que sus ojos fueran extraídos”.

La Policía reveló que la otra bebé, quien murió en Soweto, también murió por la mordida de una rata, mientras su madre adolescente salía con unos amigos. El ataque de la rata, informó el oficial Bongani Mhlongo, se registró cerca de las 9 de la mañana.


Las Ratas Gigantes Africanas (Cricetomys gambianus) llegan a medir hasta un metro de longitud y su peso promedio varía entre los cinco y los siete kilos. 

Normalmente estos roedores, o al menos la mayoría de las subespecies de esta familia, se alimentan exclusivamente de frutos y semillas, característica que tiene aún más desconcertados a los aldeanos locales ya que no se recordaba un caso en el que estos roedores superdesarrollados hubiesen atentado contra miembros de la especie humana.




larepublicaonline.com
Si sientes que este blog te es útil y que tiene contenidos interesantes puedes colaborar económicamente con su mantenimiento y evolución.
Via PAYPAL

SEGUIR POR CORREO